La familia de Joan Villegas no está conforme con la confirmación de la condena a Luciano Cabral

Luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Provincia confirmara la condena al exfutbolista a nueve años y seis meses de prisión, como así también al resto de los imputados por el crimen de Joan Villegas, la mamá de la víctima, María Gualpa, reflexionó sobre el caso en diálogo con FM Vos (91.5) y Diario San Rafael, y describió su dolor por la pérdida de su hijo.
La Corte rechazó los recursos de casación que se presentaron contra la condena a Luciano Cabral por el homicidio a golpes de Villegas, ocurrido el 1 de enero de 2017. También fue condenado su padre, José, a 16 años, y Axel Olguín a 20. Así, el máximo tribunal ratificó lo que había decidido la Primera Cámara del Crimen en junio de 2018. De esta manera, el exfutbolista deberá cumplir la pena a nueve años y medio de cárcel que dictaron los jueces Ariel Hernández, Julio Bittar y Carlos Parma.
“Llevábamos más de dos años esperando que confirmaran la sentencia y la tomamos con ‘alegría’, es en realidad una pequeña alegría entre tanto dolor. Me presenté como querellante, a mí la Justicia nunca me avisó de nada, me enteré gracias a Cristian Pérez Barceló, el periodista que siempre nos acompañó”, dijo.
Más allá de ese “lado positivo”, lamentó que haya habido presuntos cómplices o implicados en el homicidio de su hijo que no hayan sido condenados por falta de pruebas.
Dijo también que el caso nació porque los homicidas llevaban drogas al barrio, mientras que Joan Villegas –que realizaba trabajos sociales en la zona– se interpuso para que eso no ocurriera, por lo que fue golpeado hasta provocarle la muerte.
“La verdad es que estos dos años sin Joan han sido tremendos, cuando pasan estas cosas es cuando más pienso que mi hijo está muerto, pero no hay día en que no me haga la pregunta de cómo pudo pasar, y no encuentro explicación, y la condena no alivia nada, la condena es parte de esto nada más”, expresó. Respecto de los años que les dieron de cárcel a los imputados, señaló que “nadie quedaría conforme cuando pasa algo así, pero es lo que se consiguió”.
Cabe decir que ahora la Corte Suprema de Justicia de la Nación deberá decidir si evalúa o no la decisión tomada por la Suprema Corte mendocina.