La familia de Santiago Maldonado confirmó que recibe asistencia económica del Estado

La familia de Santiago Maldonado —artesano que estuvo más de dos meses desaparecido tras participar de una protesta reprimida por Gendarmería, y cuyo cuerpo apareció en el Río Chubut— confirmó que recibe una ayuda mensual de parte del Estado Nacional. Ante la circulación de diversas versiones sobre el tema, la familia emitió un comunicado para explicar esa información.

En los últimos días, comenzó a circular en redes sociales un fragmento de una resolución del juez federal Guillermo Gustavo Lleral, donde se indica que la familia Maldonado cobra un subsidio desde el 29 de agosto de 2017 (a dos días de cumplirse el primer mes de desaparición del joven de 28 años).

Ante esto, la familia de Maldonado publicó un texto en sus redes sociales donde reconocen que perciben el dinero, aunque no especifa cuánto es el monto, e indican que «el Estado Nacional asumió la obligación de afrontar una parte de los gastos que, como familiares, nos vimos obligados a erogar para intentar obtener una respuesta que aún no llego: quienes son los responsable de la desaparición y muerte de Santiago».

El descargo completo de la familia de Santiago Maldonado:

Ante los nuevos ataques recibidos por nuestra familia en redes sociales y medios de comunicación, que no informan objetivamente, tergiversando los hechos, nos vemos forzados a reiterar que ante la desaparición forzada de Santiago que, el Estado Nacional asumió la obligación de afrontar una parte de los gastos que, como familiares, nos vimos obligados a erogar para intentar obtener una respuesta que aún no llego: quienes son los responsable de la desaparición y muerte de Santiago.

El apoyo económico recibido, que se encuentra debidamente documentado y justificado ante el Ministerio de Justicia de la Nación, está a disposición de quien así lo requiera.

En particular, negamos que el Estado haya abonado los honorarios de la Dra. Verónica Heredia. Recordamos, además, que esta “ayuda” se trata, en realidad, del cumplimiento de una OBLIGACIÓN del Estado asumida en tratados internacionales incorporados a nuestra Constitución.

Como hemos reiterado en varios comunicados, somos personas comunes y corrientes que debimos atravesar circunstancias extraordinarias (y fatales) que cambiaron nuestra vida para siempre.

No somos militantes partidarios, buscamos Verdad y Justicia para Santiago. Si eso nos transforma en blancos de personas despiadadas, les avisamos que los ataques no nos van a detener porque contamos con la fuerza de la enorme mayoría de las personas de paz que habitan nuestro país y el resto del mundo y nos abrazan con su solidaridad.