La familia real británica rechazó las flores para el Príncipe Felipe: el singular pedido para homenajearlo

La familia real del Reino Unido habilitó en las últimas horas un libro de condolencias online para quienes quieran rendir homenaje al príncipe Felipe, duque de Edimburgo, que murió este viernes a los 99 años en el Castillo de Windsor, a las afueras de Londres. Además, el clan de Isabel II pidió donaciones a organizaciones benéficas en lugar de tributos florales.

Desde el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la reina Isabel II, anunciaron que debido a la pandemia de coronavirus los libros de condolencia no estarán disponibles para que el público los firme, como suele ser la costumbre en el país.

En vez «un libro de condolencias online ya está disponible en el sitio web de Royal para aquellos que deseen enviar un mensaje personal de condolencia», indicó un comunicado del Palacio de Buckingham.

La familia real británica pidió que las personas cumplan con las restricciones del coronavirus mientras presentan sus respetos, y miembros del público se acercaron a la residencia oficial para homenajear al príncipe Felipe con ramos de flores y carteles.

Pero en vez de flores la familia real pidió que el público deje, si lo desea, donaciones a alguna de las 800 organizaciones benéficas para las que trabajó el príncipe Felipe a lo largo de sus casi 70 años como consorte de Isabel II.

Para obtener actualizaciones del Palacio de Buckingham e información sobre la vida y obra del duque de Edimburgo se puede visitar el sitio Royal.uk.

«Durante la pandemia de coronavirus, y a la luz de los consejos gubernamentales actuales y las pautas de distanciamiento social, Su Majestad la Reina está considerando los arreglos funerarios y ceremoniales modificados para Su Alteza Real el Duque de Edimburgo. Los detalles se confirmarán a su debido tiempo«, precisó un comunicado publicado en la web.

«De acuerdo con los consejos de salud pública, se pide a los miembros del público que continúen siguiendo las directivas gubernamentales actuales, que no se junten en multitudes y que no visiten las residencias reales para presentar sus respetos».

La casa real también indicó que informará a los medios de comunicación sobre los planes funerarios en los próximos días.