La Federación Argentina de Box lanzó un protocolo para el regreso de la actividad en gimnasios

Si bien la actividad está prohibida, depende de las autoridades sanitarias de cada provincia

La Federación Argentina anunció el protocolo para el desarrollo del boxeo en los gimnasios. La distribución ya llegó a las federaciones provinciales, que deberán discutir su viabilidad con las autoridades sanitarias de cada una de las provincias.

Sí bien las modificaciones y/o sugerencias quedarán aplicables a la realidad de cada jurisdicción, la FAB enfatizó que está prohibida la actividad “para toda persona que integre grupos de riesgo en materia de salud”.

La Federación, a través de un comunicado, explicó: “Teniendo en consideración la información médica y las recomendaciones realizadas oportunamente por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud de la Nación, se presentan estas guías a modo de sugerencias con el fin de implementar las mismas para garantizar el cuidado de los deportistas y todas las personas involucradas en la actividad, ya sea en gimnasios de entrenamiento o realización de eventos”.

Los gimnasios deberán “reducir la capacidad normal y habilitada de la sala de entrenamiento a fin de respetar el espacio mínimo requerido para cada atleta o entrenador, entendiéndose en tal sentido que se tomarán 4 metros cuadrados por persona”.

En principio en los gimnasios tendrán estrictas medidas de higiene (Foto gentileza)

Asimismo, será obligatorio el uso de barbijo, mantener el distanciamiento social y guantes de látex para las personas encargadas de las clases, con estricta higiene del calzado, las herramientas de trabajo (barras, máquinas, bolsas) y el espacio donde se desarrollará la actividad.

“Se deberá solicitar a la persona que ingrese a entrenar, guardar su vestimenta con la que ingresa al recinto en una bolsa o mochila. Una vez finalizado el entrenamiento, el lavado de manos debe ser obligatorio. Que ninguna persona que practique boxeo en forma recreativa o deportiva realice entrenamientos superiores a los 60 minutos, además de haber una participación limitada acorde al espacio físico en la sala de entrenamiento”, detallaron.

En ese sentido, “queda prohibida la utilización de toallas o toallones durante el entrenamiento, así como también no se podrá salivar ni realizar secreciones nasales externas, causante de una contaminación en ropa o en el aire, y no se podrá compartir las botellas para hidratación”.

Y se pide que haya “una planilla de control y también se tomará la temperatura de las personas antes de ingresar a los gimnasios y se pide organización en tandas de entrenamiento siempre considerando el espacio físico y las instalaciones de higiene obligatorias, a decisión de los encargados”.

La actividad en los gimnasios forma parte de la Fase 1, la Fase 2 son las veladas y la Fase 3 son las funciones que incluyen TV y organismos. Pasar de fase dependerá de cada realidad distrital y cuando tengan avales sanitarios yla seguridad del caso.