La hija de Natacha Jaitt: “Nunca me avergoncé de la mamá que tenía”

Tras la muerte de Natacha Jaitt, su hija mayor Antonella Olivera quedó inmersa en un profundo dolor.  “Estoy muy mal. La extraño mucho”, reveló la joven de 20 años en  “Los Ángeles de la Mañana”.

Luego, contó cómo era su relación con la mediática:“Ella era una mamá muy presente por más de que yo viviera lejos (en Rosario) ella siempre estaba conmigo”.

“Ella tenía su trabajo y yo estaba consciente de lo que ella hacía pero eso no impidió que siguiera siendo mi mamá”, expresó Antonella.

Al ser consultada por si era difícil ser la hija de Natacha y si alguna vez sintió vergüenza, contestó: “Al principio, cuando era chica, todo era muy fuerte. Sufrí bullying porque la veían a ella y decían ‘ahí está la hija de’, apuntándome con el dedo”.

Pero a mí nunca me importó. Cuando era chica sí sufría mucho todo eso, pero nunca me avergonzé de la mamá que tenía”, continuó.

Y, por último, recordó los consejos que le daba su madre ante esos episodios: “Ella me decía que tenía que caminar con la cabeza en alto y no hacer caso a lo que me digan. Que si le iba a dar bolilla a cada cosa que me dijera la gente iba a terminar ahogada en un mar de lágrimas”.