La historia de cómo fue detenido y condenado el preso que murió apuñalado en la cárcel

Emiliano Alexis Pavez Vega (25) fue víctima de una brutal pelea entre internos de la penitenciaría de la avenida Mitre y murió en el hospital Schestakow a raíz de sufrir una herida punzocortante en el tórax.
El fiscal Javier Giaroli sostuvo el mismo día del hecho, que la pelea ocurrió el jueves – alrededor de las 7:40 – en el marco de una discusión que Pavez protagonizó con al menos cinco internos, dentro del pabellón que compartían en el establecimiento de Pueblo Diamante.
Pero para darle un contexto a por qué Pavez estaba preso y cumplía una condena en la cárcel, debemos remitirnos al 2014, cuando en Cuadro Nacional, en otro violento suceso que comenzó en la plaza central del distrito, fue asesinado Marcos Iván Guajardo, un joven al que apuñalaron con un “picahielo”.
Rápidamente se inició una investigación en torno a lo sucedido y el nombre de Maximiliano Velázquez surgió como el del presunto homicida. La causa avanzó muy rápido, pues el propio Velázquez admitió que había apuñalado a Guajardo y así se ordenó su prisión preventiva. Sin embargo, la familia de la víctima – y todo Cuadro Nacional – coincidía en que Velázquez no era el asesino de Guajardo.
La verdad se conoció varios meses después de la detención de Velázquez. Y fue en ese momento, a partir de la declaración del imputado, que se conoció el verdadero trasfondo de lo sucedido en Cuadro Nacional.
Velázquez, en retribución a la familia de Pavez, se autoincriminó para pagar él por un delito que no había cometido. Es que había recibido “techo y comida”, lo que alcanzó para declararse culpable, siendo inocente.
El contexto del encierro y la preocupación ante una condena segura, hicieron a Velázquez replantear lo que había declarado y lo que todos sabían en Cuadro Nacional, finalmente se encargó de develarlo quien estaba preso por el crimen de Guajardo. En una nueva declaración, Velázquez “limpió su nombre” y señaló que el responsable del homicidio era Pavez Vega.
El juicio se desarrolló en agosto de 2017 y en el banquillo de los acusados, además de Pavez Vega, se sentaron el propio Velázquez y Franco Aguilar, estos últimos dos acusados de “lesiones leves” de las que fueron absueltos “por prescripción de la acción penal”.
En tanto que Emiliano Alexis Pavez Vega fue condenado a 12 años de prisión por el delito “homicidio simple” en perjuicio de Marcos Iván Guajardo.
Inicialmente, como el fallo no quedó firme, Pavez Vega cumplió arresto domiciliario y una vez confirmada la condena, pasó a la cárcel, donde el jueves encontró su final tras ser apuñalado durante una reyerta en su pabellón.