La impactante tempestad de arena que azotó a El Cairo en segundos

Una tempestad de arena afecta a El Cairo, cuyo cielo se tiñó de amarillo y la visibilidad es escasa. El fenómeno del fuerte viento desértico proseguirá hasta el final del día y mejorará recién el jueves, según prevé el servicio meteorológico en un informe difundido hoy por la agencia de noticias Mena.

Las temperaturas son inferiores a la media en la costa mediterránea, en El Cairo y sobre todo en el sur del país. Un testigo dijo a ANSA que se registró una nevada leve en Alejandría. Cuatro puertos sobre el mar Mediterráneo, entre ellos el de Alejandría, permanecen cerrados por cuarto día consecutivo a causa de los fuertes vientos y el mar muy agitado.

También se registraron lluvias intensas en Alejandría, del Delta del Nilo, Assuan y también en la desértica Gobernación del Nuevo Valle, informó Mena. La capital de Egipto y algunas de sus ciudades portuarias se vieron afectadas por una gran tormenta de arena, que obligó al cierre de varios puertos.

Muchos transeúntes buscaron refugio en edificios cercanos cuando la nube naranja oscura comenzó a llegar a El Cairo, mientras que otros se protegieron con máscaras quirúrgicas de la arena que traía el fuerte viento.

Los conductores se quejaron de la reducida visibilidad en las autopistas que entran y salen de la ciudad. El Ministerio de Salud aconsejó a la gente que sufre de problemas respiratorios que intente no salir de sus casas durante la tormenta.