La industria del crecimiento: una luz de esperanza

La economía del conocimiento es una realidad que crece a pasos agigantados, no solo en Argentina, sino en el mundo entero. Estas actividades, que podemos enmarcar en el sector económico terciario, suelen ser servicios con alto valor agregado y con mucho potencial para ser exportados. Entre ellas podemos incluir la industria de software, aeroespacial, satelital y audiovisual, los trabajos en biotecnología, robótica, servicios geológicos y el sector de la electrónica y las comunicaciones.
Para tener una noción de la importancia que tiene y tendrán estas industrias, según el Ministerio de Producción de la Nación, las actividades vinculadas al sector generaron en los últimos cinco años un 65% más de empleo que el resto de las actividades y sus operaciones crecieron, en el mismo periodo, un 70%. Asimismo, los salarios son un 35% más elevados que en el resto de los sectores económicos nacionales.
En 2019 se sancionó la Ley de Economía del Conocimiento, que pretendía regular estas actividades. Sin embargo, en febrero de este año, el Poder Ejecutivo nacional envió un proyecto para modificar esa normativa.
El nuevo proyecto, que ya tiene media sanción de Diputados y en breve será tratado en el Senado, aporta exenciones impositivas a los emprendimientos tecnológicos pero obliga a invertir en capacitación de empleados, en investigación y desarrollo. Además, facilita el acceso de las pequeñas y medianas empresas al régimen de promoción, para lo cual tendrán que mostrar que el 70 por ciento de su facturación total durante el último año se genera a partir de estas actividades.
Se espera que una vez que la ley tenga plena vigencia, se generen las condiciones para duplicar los puestos de trabajo en las distintas actividades vinculadas con este prometedor sector, de manera que en diez años se pueda duplicar los puestos de trabajo y alcanzar un 15 por ciento de las exportaciones totales.
Pensar en la reactivación de la economía en un contexto inédito como el actual también requiere pensar en modalidades y actividades novedosas y he aquí un ejemplo palmario.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorLa provincia otorgó permisos para estudiar un yacimiento petrolero al norte de Malargüe
Artículo siguienteFrase