La joven agredida en La Plata dijo que podrían haberla matado

La joven de 20 años agredida por un grupo de personas en una calle de La Plata dijo que las patadas que recibió en la cabeza podrían haberla matado, aseguró sentirse «desprotegida» y contó que no quiere «salir más».

Romina Suárez fue atacada durante la madrugada del domingo en el centro de la capital bonaerense junto a su novio, Martín González, de 19 años, por un grupo de jóvenes que los sorprendió a la salida de un boliche, tras lo cual fue hospitalizada pero recibió el alta ese mismo día.

«Recuerdo que veníamos cantando y estos chicos nos vinieron a buscar. Nos dimos vuelta para ver qué querían y nos gritaron que nos parásemos de manos. Primero empezaron a tirarnos piedrazos y después nos pegaron», explicó Romina en declaraciones a medios platenses.

La joven detalló que, en ese momento, ella comenzó a pedir que dejaran de pelearse y especificó que fue ahí cuando «apareció esta piba rubia, no sé de dónde y me empezó a pegar».

Romina añadió que logró escaparse hasta donde estaba su novio «para ayudarlo porque lo rodeaban cuatro chicos», manifestó que logró empujar a uno y que enseguida sintió un fuerte impacto en la cabeza que la hizo desvanecerse y caer al suelo.

“No sentía el cuerpo, por eso no me di cuenta de que me pegaban patadas en la cabeza”, dijo, y recordó que la atacante repetía “se regaló, ahora le robo todo» mientras le sustrajo el celular y algo de dinero que tenía el bolsillo.

«En un momento me caí pero no pensé que me iba a seguir pegando así la chica, me podía haber matado. Después de eso no sentí más nada», rememoró.

Romina resaltó no entender cómo quienes acompañaban a su atacante «no la sacaron» cuando la vieron a ella en el piso. «Si hubiese terminado muerta, ¿qué hubiera pasado? La estoy contando por suerte”.

“Ahora estoy bien. Me duele un poco la cabeza. En el hospital le dije a Martín que no quería salir más. También me da miedo que estos pibes nos salgan a buscar ahora que están libres, estamos desprotegidos”, finalizó.

Por el hecho, ayer fueron liberados tres varones y sólo quedó a disposición de la justicia una adolescente de 17 años, identificada como la principal agresora en una causa caratulada como «robo en poblado y en banda» y «tentativa de homicidio», informaron fuentes policiales.

La causa quedó a cargo de la fiscal penal de turno, Ana Medina (UFI Nº 1) y la situación de la menor de edad involucrada está en la órbita del fuero de menores.

La adolescente será citada a declaración indagatoria entre jueves y viernes, cuando la fiscal a cargo del caso, Sabrina Cladera, evaluará el pedido de prisión preventiva.