La Justicia argentina rechazó un pedido de Odebrecht y seguirá investigando las coimas

La Justicia argentina continuará investigando los supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a funcionarios kirchneristas por la obra del soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi rechazó un planteo de los directivos de esa compañía para que la Argentina dejara de investigar y pasara todo a manos de la Justicia en Brasil. Fue un pedido de todos los integrantes de Odebrecht para sacarle el caso al magistrado y que se acumulara con los trabajos que están en curso en Brasil.
El planteo había sido realizado por el exvicepresidente para América Latina, Luiz Antonio Mameri, y por Mauricio Couri Ribeiro. Su argumento era que como los supuestos sobornos se habían canalizado desde Brasil y como allí la causa judicial ya estaba iniciada, no era necesaria una nueva investigación en la Argentina.
Los planteos eran el de excepción de falta de acción para dejar sin efecto la causa y que el juez se declarara incompetente en función de que en Brasil se investigan las mismas maniobras. Según publicó la agencia Noticias Argentinas, el magistrado rechazó ambos planteos y recordó que aún no se sabe si las investigaciones llevadas adelante en Brasil comprenden el hecho del supuesto soborno pagado por la obra del soterramiento del tren Sarmiento.
De esta manera siguió la línea que había trazado el fiscal federal Franco Picardi, que había considerado «prematuro» el planteo y en virtud de ello aconsejado su rechazo, tal cual sucedió. Martínez de Giorgi ya tomó las indagatorias del caso el año pasado, entre ellas, la de Ángelo Calcaterra, extitular de la empresa IECSA y primo del presidente Mauricio Macri.
Aún está a definir qué sucederá con la situación judicial de exfuncionarios del Gobierno de Cristina Kirchner, como el caso de Ricardo Jaime y su exasesor Manuel Vázquez. Al mismo tiempo, el juzgado espera de las pruebas de los arrepentidos en Brasil por los cuales ya la Argentina pactó el intercambio de información con el Ministerio Público Fiscal de Brasil.