La Justicia no descarta la hipótesis del «embarazo psicológico»

La Justicia mendocina está abocada al esclarecimiento de la presunta desaparición de un bebé recién nacido, que le habría sido robado a su madre, minutos después del alumbramiento y en confusas circunstancias.

Para ello, el Ministerio Público Fiscal, está trabajando en el relato que brindó la joven Florencia Vergara de 24 años, mamá de la criatura, quien manifestó que su empleadora la drogó y se apoderó del niño.

Pero también se tomaron en cuenta los resultados de los exámenes que le practicó el Cuerpo Médico Forense, en donde no se hallaron indicios de que haya dado a luz, dado que no se le encontró el sangrado que se da después de un parto, por ejemplo. Debido a esto también se analiza la hipótesis de que la joven haya presentado un embarazo utópico o psicológico.

En medio de la conmoción y el dolor, Florencia y su familia se presentaron ante la Justicia para denunciar que le quitaron a su hijo y que «están seguros de que una persona se apoderó él y aún lo tiene», según refirieron.

Los cercanos a la joven, que es oriunda de Las Heras, estuvieron durante varias horas de este martes sin tener conocimiento sobre su paradero, momento en el que se cree que podría haber perdido la memoria y en donde habría concurrido a varios hospitales para ser asistida por un fuerte dolor abdominal, compatible al trabajo de parto porque ya estaba cerca de la fecha de parto.

Sin embargo, desde el nosocomio donde fue asistida, no presentaba signos de haber tenido un bebé.

En el marco de la investigación se aportaron detalles sobre el paradero de la empleadora de la joven, quien sería la principal sospechosa. Si bien se ordenó un allanamiento a la vivienda señalada, no se encontró a las personas mencionadas.

Mientras tanto, entre las primeras medidas, también se ordenó el secuestro de la historia clínica, en donde figurarían todos los estudios que se practicó Vergara durante la gestación del bebé, pero los registros no fueron encontrados en el hospital Carrillo.

«Seguimos buscando todos los elementos para establecer el embarazo a término de esta chica y hemos pedido a la médica del Cuerpo Médico Forense, que la revisó, que amplíe el informe», explicó el fiscal de la causa, Juan Ticheli.

La chica también fue entrevistada por psicólogos pero se le practicarán análisis más amplios, también, para evaluar si pudo tratarse de un embarazo psicológico.

«Conforme vaya reuniendo las pruebas se va a acelerar la investigación, también estamos evaluando que pueda tratarse de un embarazo psicológico, dado que la literatura científica que hay al respecto muestra que la persona que lo sufre manifiesta los mismos síntomas que un embarazo normal», comentó el magistrado.

Cabe destacar que la joven fue asistida luego en el Hospital Lagomaggiore, donde también se le efectuó la prueba de sangre para determinar si estaba embarazada y la prueba lo descartó.

Los vecinos de Florencia exigieron Justicia 

Los pobladores del barrio el Portal del Algarrobal, donde reside Florencia, acompañaron a sus familiares hasta la comisaría Nº6 del Barrio Cano, donde la joven radicó la denuncia el miércoles por la tarde.

«Nosotros mismos la vimos, cómo le crecía la panza y hasta compartimos un baby shower hace muy poquito. A esta piba le robaron el bebé», afirmó una de las vecinas que vive a pocas cuadras de la casa de la abuela de Flor, como le dicen sus seres queridos.

Inclusive, la chica subió en sus redes sociales imágenes del festejo, en donde se la ve con un embarazo de unos 5 o 6 meses de gestación.

El caso tuvo gran repercusión en las redes sociales, donde se viralizó la imagen de Flor. También se difundió un video donde le están pintando la panza, con la imagen de un león, en alusión al nombre que le pondría a su bebé.

El embarazo psicológico

En el ámbito científico y en el campo de la psicología, el embarazo psicológico u utópico suele darse en mujeres en edad fértil, siendo el detonante tanto causas físicas como emocionales.

Es una respuesta orgánica, pues las hormonas se ponen un funcionamiento como si fuera un embarazo normal, ante un estado irreal.

Consultada por la existencia de casos en la provincia, la médica psiquiatra Marcela Prado, directora del hospital El Sauce, confirmó que es un cuadro que se presenta en el consultorio médico.

«Si bien no son muchos los casos, podemos decir que se presenta en mujeres jóvenes que tienen el deseo de ser mamá y que suele ocurrir que somatizan los síntomas del embarazo», añadió.

La profesional explicó que los cuadros se agudizan cuando, «también confluye la dificultad de distinguir entre la realidad y lo imaginario», concluyó.