La Laguna del Diamante puede ser una maravilla del país

Laguna del Diamante, una reserva natural a 3.300 metros sobre el nivel del mar (msnm) es una de las candidatas de Mendoza a figurar entre las 7 Maravillas Naturales de Argentina, en un concurso abierto al público que culminará el 7 de mayo próximo.

El otro atractivo propuesto por la provincia que figura entre los 28 finalistas del certamen creado por el filántropo suizo Bernard Weber, es el cerro Aconcagua, de 6.962 msnm y considerado el Techo de América.

El lecho de la Laguna del Diamante está conformado por el cráter de un volcán extinto abierto en el centro de una meseta de piedra basáltica rodeada de cerros de gran altura, entre los que se destaca el volcán Maipo, que se refleja en sus aguas y da una de las postales características de esta reserva natural.

La laguna, que debe su nombre a la figura romboidal de su espejo de agua,está situada a 11 kilómetros del límite con Chile, en departamento de San Carlos, en el Valle de Uco, donde se la promociona como su «joya turística» más preciada.

Marcelo Montenegro, director de Promoción Turística del Ente Mendoza de Turismo (Emetur), destacó en declaraciones a Télam la importancia que significa para la provincia que «dos atractivos naturales icónicos y de nivel internacional sigan compitiendo por ser una las Siete Maravillas de la Argentina».

El funcionario dijo que «la Laguna el Diamante, en el Departamento de San Carlos, a 220 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, da a nuestros turistas y mendocinos diferentes modalidades de turismo aventura».

El turista tiene «la posibilidad de realizar en la laguna pesca deportiva, avistaje de fauna y trekking, en el marco de un paisaje imponente e impetuoso teniendo de fondo al volcán Maipo», explicó el director del Emetur.

Ricardo Funes, director de Turismo de San Carlos, también en diálogo con esta agencia, sostuvo que «a la Laguna del Diamante nosotros la llamamos ‘el paraíso escondido'».

Fuente: El Sol