La Legislatura derogó la 9.209 y restituyó la 7.722

En sesiones especiales desarrolladas durante la mañana y mediodía de ayer, senadores y diputados derogaron la ley 9.209, que permitía el uso de sustancias tóxicas para el desarrollo de la minería. Ahora resta la publicación en el Boletín Oficial, prevista para el próximo jueves. 

En sesiones especiales desarrolladas durante la mañana y mediodía del lunes, senadores y diputados –por amplia mayoría– derogaron la ley 9.209, que permitía el uso de sustancias tóxicas para el desarrollo de la minería. Tras el resultado de la votación, volvió a regir la 7.722, siendo este un claro triunfo de los miles de mendocinos que se manifestaron en contra de la normativa que ya había sido promulgada por el gobernador Rodolfo Suarez, pero que el mismo mandatario resolvió dejar sin efecto en respuesta a la presión social que recibió él, sus funcionarios, legisladores y todo el arco político provincial que había avalado la denominada “ley cianuro”.
Si bien se aguardaba un tratamiento exprés, en Senadores el debate se extendió más de la cuenta, debido a la intervención de legisladores que expusieron su pensamiento respecto a la ley propiamente dicha y a todo lo que sucedió en torno a la normativa. Se habló de un “triunfo del pueblo mendocino”, pero también muchos eligieron condenar y repudiar las amenazas vertidas en redes sociales contra quienes votaron a favor de la modificación de la 7.722 y contra sus familiares. Hubo autocrítica, como la del peronista Lucas Ilardo, quien admitió una clara falla en la comunicación respecto al accionar del Frente de Todos a la hora de la aprobación de la ley. No faltó tampoco el lamento por la derogación de parte de dos senadoras representantes de Malargüe, Gladys Ruiz e Hilda Quiroga, quienes sostuvieron la importancia que tiene para su departamento el desarrollo minero.
A la hora de la votación en Senadores, fueron 34 afirmativos por la derogación y solo 2 en contra, los de las senadoras malargüinas Ruiz y Quiroga.
En Diputados el tratamiento fue más expedito, en medio de un clima de expectativa por parte de manifestantes antimineros y vecinos autoconvocados que –una vez más– se habían congregado fuera de la Legislatura. En la cámara baja hubo 4 votos en contra de la derogación: Guillermo Mosso (PD), Josefina Canale (UCR), Hebe Casado (UCR) y Gustavo Cairo (Pro). Estuvo ausente Ana María Andía.
“Deróguese la ley 9.209 y reestablézcase la plena vigencia en todos sus términos de la ley 7.722/07”, estableció el artículo 1 de la normativa aprobada ayer. Así, la 7.722 quedará vigente a partir de su publicación en el Boletín Oficial, prevista para el próximo jueves, según indicaron desde el Gobierno.
En apenas 10 días, la ley 7.722 fue reemplazada por la 9.209, la que luego fue promulgada y finalmente derogada para dar vigencia nuevamente a la 7.722. En medio de ese frenesí legislativo, miles y miles de mendocinos de distintos puntos de la provincia se organizaron a través de manifestaciones públicas y posteos en redes sociales, donde dejaron en claro su rechazo al desarrollo de la megaminería mediante el uso de sustancias tóxicas.
La presión social dejó sin crédito al Gobierno de Mendoza, ya que los líderes de la oposición y sus legisladores, que en primera instancia lo apoyaron para la modificación de la 7.722, luego se ubicaron en la vereda de enfrente, como por ejemplo la suspensión de siete vendimias departamentales. Así, sin consenso político ni social, el Gobernador optó por dar marcha atrás y dejar sin efecto la ley 9.209.

Compartir

¿Cree que le afecta a los niños el encierro por la cuarentena?

Artículo anteriorFrase
Artículo siguienteEl difícil desafío de lograr mayor igualdad social y económica