La «maldición de Glee”: muertes trágicas y escándalos alrededor de los protagonistas de la serie

La mañana del jueves 9 de julio los principales medios de Estados Unidos informaron sobre la desaparición de la actriz Naya Rivera, conocida por su participación estelar en la popular serie Glee. Ayer lamentablemente la encontraron muerta.

La joven de 33 años de edad había salido a dar un paseo en bote con su pequeño hijo, cuando desapareció en las aguas del Lago Piru, ubicado en la cercanía de Los Ángeles.

Con la difusión de la noticia, de inmediato la prensa y por redes sociales salió a flote lo que se ha calificado como la «Maldición Glee», una serie de eventos desafortunados que envuelve a los actores de la serie y que van desde suicidios, pornografía infantil hasta problemas de droga y malos tratos.

El actor Cory Monteith, una de las figuras principales de Glee, murió el 13 de julio de 2013 tras ser víctima de una sobredosis de heroína y alcohol en un hotel de Vancouver, cuando aún la serie se transmitía. Tenía 31 años de edad cuando murió.

Posteriormente, y cinco años después Mark Salling fue encontrado muerto en su casa en Los Ángeles, tras protagonizar un arresto por poseer pronografía infantil en 2015, hecho por el cual se declaró culpable en 2017. Se esperaba que el actor fuera condenado por este delito; sin embargo, esta oscura noticia parece haberlo perseguido hasta su último aliento en 2018, cuando decidió quitarse la vida al ahocarse.

Otro caso que empañó a la serie fue la supuesta relación abusiva y de violencia entre Blake Jenner y Melissa Benoist, que se conocieron en Glee.

Ahora a estos casos se le suma la desaparición de Naya, el cual ya está siendo investigado por la policía de Ventura, que desde el miércoles 08 de julio inició un operativo para encontrar a la actriz.

Fuente: Telefe Noticias