La médica que socorrió a un motochorro que le robó dialogó con FM Vos (91.5)

El viernes pasado, cerca de las 14, la médica Cecilia Ramos fue víctima de un asalto. Dos “motochorros” la abordaron en la puerta de su casa de San Miguel de Tucumán, donde le arrebataron la cartera y escaparon a toda velocidad.
La noticia trascendió cuando la víctima asistió a uno de los ladrones tras el asalto. Lo sucedido lo relató en FM Vos (91.5) y dijo que “estaba llegando a casa cuando escucho la frenada de la moto y dos personas venían se bajan y se acercan y comenzamos a forcejear porque querían quedarse con mi cartera. Finalmente se la llevan, dan la vuelta, porque vivo en la esquina, e ingresan por un callejón. Yo empiezo a gritar por auxilio y mi hija más chica escucha mis gritos, entonces sale corriendo a la par mía tras los ladrones y mientras corríamos me manifiesta que ‘los motochorros han chocado’”.
Añadió que “tras el accidente, comenzamos a caminar y veo que está tendido en el suelo el que manejaba la moto, y a la par estaba mi cartera. Veo que estaba herido porque han chocado con la Policía. Al momento, la gente comenzó a juntarse y me dio temor que lo fueran a linchar. Al llegar, lo vi tendido en el piso y lo empecé a atender. Ante esa posibilidad de que lo lastimaran, me pidió que no me fuera y no lo dejara solo”.
Tras el episodio, la doctora minimizó su acción y sostuvo que “lo que yo hice, lo haría cualquier médico. Uno cuando atiende no pide prontuarios ni antecedentes policiales. Tal es así que una médica también escuchó el impacto y salió a ver qué podía hacer, al igual que mi hija. Mientras lo asistíamos, la gente nos empezó a insultar a nosotras y nos exclamaban: ‘ahí están las tres santulonas para que se salve’. En tanto, yo le prometo que no me iba a ir, a los efectos de que no lo lincharan, y que me quedaría hasta que la ambulancia llegara”.
La médica narró además sobre el ladrón y paciente que “al llegar la ambulancia, me dijo ‘no haga la denuncia’, a lo que le responde que ‘sí la voy a hacer’. A partir de lo mencionado, me contesta ‘acuérdese que yo sé dónde vive’. En eso llegó su hermana y le dije que lo denunciaría y me comentó que me quedara tranquila, que lo hiciera porque no iba a pasar nada”, comentó, y que a la vez sintió pena por ella, al ver que la multitud también la trató de ladrona.
Para concluir, Ramos reflexionó que si bien no ha tenido más contacto con el ladrón, “ahora me culpan a mí en redes sociales, que si este ladrón sale y mata a alguien, la culpable seré yo, cosa que no admito bajo ningún motivo”.