La mejor defensa

El gobierno nacional, cada vez más a la defensiva a juzgar por las intrascendentes conferencias de prensa diarias del Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, ataca duramente a sus críticos. Lo último fue la frase dirigida a los industriales, hasta hace poco aliados incondicionales del gobierno, a quienes Capitanich recomendó preocuparse de producir más, aportar más tecnología, acompañar el proceso de cambio de carácter estructural que ha tenido Argentina, y dejar de lado su obsesión por el dólar.

Y con el mismo tono embistió contra los sindicalistas no afines al Gobierno, algunos referentes de la oposición parlamentaria y hasta los argentinos “de a pie» que viajan al exterior y hacen compras por Internet en dólares. 

La verborragia de Capitanich, que ya le causó roces con otros funcionarios, muestra que para el Gobierno nacional la mejor defensa sigue siendo la agresión