La ministra de Hacienda habló tras la aprobación del endeudamiento para la Panamericana

Luego de que las dos cámaras legislativas autorizaron al Ejecutivo a endeudarse por U$S 80 millones para hacer la obra nueva de la autovía hasta Cacheuta, la ministra de Hacienda, Paula Allasino, se refirió a esa aprobación y al hecho de que las otras tres obras previstas fueron postergadas recién para después de las elecciones.
Aunque el Poder Ejecutivo presentó en total cuatro obras en la Legislatura que requieren el endeudamiento, la mejora integral de esta ruta Panamericana es la que menos quejas había tenido por parte de la oposición.
En diálogo con FM Vos (91.5), Allasino comentó que “es una ruta que une el Gran Mendoza con Potrerillos, está en muy malas condiciones, luego de haber concretado la apertura del túnel de Cacheuta, este arreglo es favorable a tiempos de logística y a la seguridad vial. El Banco (Interamericano de Desarrollo – BID) hizo varias visitas y decidió que la obra ingresaba en las condiciones que exige para financiarlos, llegó la fecha de firma del contrato y no teníamos autorización de endeudamiento de la Legislatura”.
Agregó que “presentamos una ley que incluía no solo la Ruta 82, sino otras tres obras. Antes de sesionar ayer en Diputados, voceros del peronismo y de Cambia Mendoza se reunieron y escribieron un documento en el que ambas partes se comprometieron a aprobar las obras pasadas las elecciones a gobernador”.
En un mensaje directo a la oposición para que respeten el acuerdo, la ministra aseguró que “entiendo que van a ser coherentes con lo que escribieron en ese documento y, luego de las elecciones, aprobarán las tres obras para el Este, una para terminar con la serie de acueductos y otra para la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos”.
En orden de prioridades, la planta de residuos seguiría a la Ruta 82. Las obras restantes son el sistema de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), doble vía en Rivadavia y Junín, y acueducto ganadero de La Paz. La obra de la Panamericana implica un endeudamiento internacional de 80 millones de dólares. Cincuenta millones aportará el BID y 30 millones serán financiados por el Fondo Federal de Infraestructura Regional.