La mitad de las personas con prisión domiciliaria tienen pulsera magnética

En los últimos días se generó un fuerte debate en torno a la situación de los detenidos que tienen “prisión domiciliaria”

El caso de un hombre que se arrancó la pulsera electrónica de control y atacó brutalmente a su ex pareja abre nuevamente el debate sobre el funcionamiento de los dispositivos y la eficacia de tener a los presos con arresto en su vivienda.

Actualmente en nuestro departamento existe una gran cantidad de presos con este beneficio, pero menos de la mitad de éstos cuentan con la pulsera electrónica.
En el último tiempo aumentó significativamente la cantidad de los aparatos que hay en el departamento.

En enero de 2016 había apenas seis tobilleras y hoy se ha cuadruplicado esa cantidad, aunque aún no llega a cubrir las necesidades de todos los arrestos domiciliarios.
En total en San Rafael hay 60 beneficiarios del régimen de “prisión domiciliaria”, pero sólo 28 personas tienen pulseras en su cuerpo para la vigilancia. El resto de los detenidos son controlados con “visitas periódicas” a su vivienda para asegurarse que se encuentren en el lugar declarado.

Luego de este hecho y tras algunos episodios en que la policía logró detectar la violación del beneficio de la prisión domiciliaria, se pone nuevamente en boga la efectividad que tiene este sistema que permite a los detenidos cumplir su condena fuera de los penales.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorAntonio Poblete integra el plantel nacional para el Iberoamericano de Maratón
Artículo siguienteMendoza busca agilizar la Justicia