La necesaria y urgente eliminación de la violencia contra las mujeres

Hoy, en todo el mundo, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, aunque de manera extraoficial los orígenes de este día se remontan a 1981, cuando militantes y activistas en favor del derecho de la mujer lanzaron su reclamo ante la violencia de género honrando la memoria de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 por orden del dictador Rafael Trujillo.
Dos años antes, las Naciones Unidas consiguieron la aprobación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Sin embargo, la violencia contra mujeres y niñas continuó (y continúa) siendo un grave problema a nivel mundial, por lo que se precisaba una normativa concreta en este aspecto. Por esta razón, la ONU también emitió en 1993 una resolución que incluye la emblemática «Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer», sentando las bases para un futuro libre de violencia de género. El objetivo, claramente, no ha sido logrado aún. De hecho, aquí en San Rafael, los casos de Paula Toledo y tantas otras son una muestra hiriente del flagelo.
Este año, la violencia contra las mujeres –lejos de mostrar una evolución positiva– evidenció un preocupante incremento. En Argentina, y según datos de la Organización de las Naciones Unidas publicados a finales de septiembre, la pandemia y las consecuentes cuarentenas que se dispusieron gubernamentalmente conllevaron un incremento de las denuncias o de las llamadas a las autoridades por violencia doméstica del 25%. Desde el 1 de enero, en nuestro país se cometieron 265 femicidios, lo que significa que cada 29 horas una mujer es asesinada por el solo hecho de serlo.
En este espacio habitualmente reflexionamos acerca de esta, una de las peores características que muestran las sociedades modernas. El trabajo de concientización y deconstrucción que debemos hacer como seres humanos para intentar eliminar este terrible fenómeno no está dando resultados, al menos en la medida que todos nos merecemos.

Compartir

En general: ¿cómo cree que le fue a la Argentina en este 2020?

Artículo anteriorNuevo reclamo de la UCIM para bajar la presión tributaria
Artículo siguienteFrase