La ola de frío polar afectó la transitabilidad en todo el departamento

La ola de frío polar que se posó sobre el Sur de nuestra provincia trajo consigo una intensa nevada en Malargüe y en algunos distritos y sectores de nuestro departamento. Además del blancuzco panorama, las bajas temperaturas causaron problemas en las rutas de acceso a esta región y afectaron algunas viviendas.
Al respecto, el director de Defensa Civil, Jorge Pizarro, dijo al cierre de nuestra edición que “hemos estado trabajando en algunos distritos como Cuadro Benegas y Cuadro Nacional con algunos problemas de filtraciones de techos, algunos derrumbes en edificaciones con paredes de adobe que aún quedan en San Rafael. Ha sido una tarea ardua pero positiva, porque se han solucionado los inconvenientes”.
Agregó que “la Ruta 144, que comunica el departamento con Malargüe, fue habilitada de las 18.30 a las 20 horas por el congelamiento, porque aún queda bastante nieve sobre las banquinas”.
Durante la jornada de ayer estuvo cortada la Ruta Nacional 143, que va a Mendoza por el Divisadero de las Águilas, lo que obligó a utilizar la Ruta 153 Monte Comán-Catitas como camino alternativo para ir a la capital provincial, al igual que el camino al Cañón del Atuel. En tanto que la Ruta 150 a Agua del Toro estuvo intransitable a la altura de El Imperial y la Ruta 173 al Valle Grande tuvo desprendimientos rocosos sobre la calzada.
En cuanto a los primeros auxilios a los damnificados en sus casas, dijo que “en algunos casos en los que hubo muchas filtraciones y se les han mojado camas y abrigos, les llevamos colchones y frazadas con algunos bolsones. Donde más hemos tenido problema es en Cuadro Benegas y Cuadro Nacional, en la parte del barrio La Carolina, pero quedó todo asistido y controlado”.

AUSENCIA ESCOLAR
Marcelo Cunqueiro, delegado de la Dirección General de Escuelas de la zona Sur, dijo a Diario San Rafael que “a pesar del frío, no hubo problemas en los edificios escolares y la jornada en San Rafael se desarrolló con absoluta normalidad. No obstante, debemos destacar que en días con tanto frío la ausencia escolar es más elevada que de costumbre. Solo hubo un desperfecto eléctrico en la escuela Andrade, pero fue solucionado desde infraestructura. No hubo nada que impidiera que hubiese clases”.
Añadió que “las escuelas pudieron estar abiertas y calefaccionadas sobre todo. Se pudo lograr que todas las escuelas tengan sus calefactores, porque todas recibieron su fondo de calefacción. Se cambiaron muchos calefactores por nuevos y los establecimientos que utilizan zepelín de gas, que son más de cien escuelas en nuestro departamento, están todos cargados. Lo que escapa a nuestra incumbencia es si hay docentes que no puedan llegar, sobre todo a lugares como Malargüe, si está la ruta cortada”.