SECCIONES
  • La virtud, no consiste en abstenerse del vicio, sino en no desearlo.| Bernard Shaw

sábado 24, de septiembre , 2022

La opinión de una especialista tras oficializarse el aumento del 15,53% para jubilaciones, pensiones y asignaciones

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) formalizó el aumento por movilidad del 15,53 % para jubilaciones, pensiones y asignaciones, a través de la resolución 180/2022 publicada en el Boletín Oficial.
El anuncio lo hizo la semana pasada la directora ejecutiva del organismo, Fernanda Raverta, con el ministro de Economía, Sergio Massa, ocasión en la que también se anticipó el otorgamiento de un refuerzo mensual de hasta $ 7.000 que se pagará en setiembre, octubre y noviembre hasta el próximo aumento por movilidad previsto para diciembre.
Para conocer los alcances de estos incrementos, en FM Vos 94.5 dialogamos con Marcela Micames, abogada especialista en derecho previsional.
«El aumento anunciado es del 15,53% y se debe calcular sobre el haber bruto, es decir, sin los descuentos. Este incremento se anunció la semana pasada y quedó en suspenso porque había que terminar de medir una variable, la cual dio unos puntitos más y se ajustó a la fórmula que ha sido establecida por la Ley de Movilidad 27.609, siendo esta cuestión algo bueno, ya que nos brinda predecibilidad. Además, les otorga seriedad a las instituciones, alejándonos de la discrecionalidad, o sea, que nos aparta de una actitud puramente voluntaria de otorgar un aumento cuando el gobierno lo quiera», opinó la letrada al inicio de la charla.

«Hace bastante que tenemos leyes de movilidad jubilatoria. La actual fue fijada en el mes de marzo del 2021 y está compuesta por recaudación tributaria. A causa de esta cuestión ha sido criticada, y esto se debe a que, por una parte, no tiene relación con los aportes, sino que se vincula con la actividad económica y comercial del país. Igualmente, esta misma pauta fue utilizada desde el 2009 al 2018 y la verdad que anduvo muy bien, si se la compara con el costo de vida», añadió
Por otro lado, se refirió a los montos a los cuales llegarían los haberes jubilatorios si aún continuara vigente la Ley de Movilidad formulada durante el mandato de Mauricio Macri. «Sin entrar en cuestiones políticas y desde lo técnico, es cierto que la fórmula anterior medía un 70 % de inflación y 30 % de sueldo, por lo que se otorgaba una reparación más acorde si se tiene en cuenta que un jubilado, al igual que un trabajador, lo que hace es salir a pagar precios. También es verdad que dicha fórmula tenía un problema, y era que te lo pagaban 6 meses más tarde, entonces el jubilado terminaba financiando la inflación del país. La nueva ley no es así, ya que tiene solo un rezago de tres meses», argumentó la abogada.
Después, amplió los conceptos sobre actualización de los haberes previsionales mínimos. «No es cierto que la mínima suba a $50.000, sino que se eleva a $43.300 y a eso se le suma $7.000 de refuerzo, el cual será un pago único que se repetirá durante tres meses. En diciembre se vuelve a dar otro aumento. Además, hay que aclarar que este refuerzo no es para todos y se impartirá degradadamente, cuestión que como no está regulada, no entendemos bien. El que cobra hasta dos mínimas percibirá hasta $4.000 de refuerzo. El tema parece ser bastante complejo y por eso no se ha publicado en el boletín oficial. Seguramente se haga en forma escalonada, lo que es injusto porque quizás, por un peso, se le otorga menos. Estos bonos son como una especie de parche, pero lo bueno es que el gobierno está reconociendo una inflación que no se ve reflejada en la fórmula y trata de paliar de alguna manera esta situación. Lo que se debe tener en claro es que cuando en diciembre se dé otro aumento, que podría rondar cerca del 15 %, se aplicará sobre los $43.300», remarcó Micames.
«Si uno saca la cuenta, puede tomar conocimiento de cuánto influyen estos $7.000 sobre la mínima actual, y esto es un 18 %. Por lo tanto, si el incremento en diciembre es menor a ese porcentaje, el haber va a bajar, es como si el gobierno mediante este bono adelantara el próximo aumento. A través de todo esto, se reconoce un problema inflacionario, pero si hay una persona que cobra cerca de los $90.000, es decir por arriba de dos jubilaciones mínimas, ¿no se ve afectada por la inflación? ¿Ese jubilado no tiene que pagar impuestos y servicios? No me parece bien que se beneficie a unos y dejar afuera del juego a otros», reflexionó al finalizar la entrevista.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción