“La Patria del descarte”

Todos los días los argentinos vemos como un poder del Estado (Legislativo) ataca a otro poder (Judicial) y paralelamente hace lo propio con el Ejecutivo en un proceder que dista mucho de ser democrático y republicano. La urgencia de una funcionaria, Presidenta del Senado, para lograr objetivos personales y sectoriales pone en vilo a la comunidad entera, una comunidad desprotegida por las instituciones como nunca se ha visto en el país. Oposición desperdigada y dubitativa favorece ese accionar.
Analistas de los autodenominados “medios nacionales” diagnostican continuamente sobre la situación actual manifestando que se quiere lograr un régimen de gobierno similar al venezolano. Sin dudas que el accionar de quienes mandan en el país deben tener esa meta y que estamos presenciando con angustia ese proceder y nos preguntamos dónde está la solución para frenar este momento de tanto egoísmo político que no nos deja hacer pie, a los que queremos trabajar, progresar y generar empleo para tratar de volver al ritmo pujante que supimos tener y esa respuesta, por ahora, no está.
Si es real que el objetivo es la venezuelización de nuestra patria entonces hay que tratar de pensar adelantándonos a los hechos y allí podremos saber dónde se está fallando para permitir este atropello. Analizando comportamientos vemos que el kirchnerismo-camporista (KC) se especializa en cooptar todo lo que toca, instituciones, partidos políticos, etc. y después de usarlos los descarta, entonces vemos que el PJ le está dando los votos para la mayoría automática del Senado (41 Senadores obsecuentes que muchas veces trabajan en contra de los intereses de la provincias de donde surgen). Lo que no se entiende es, si el PJ está siendo vapuleado continuamente por el KC ¿por qué le siguen dando votos para que logren el objetivo mencionado anteriormente, si es sabido que luego de lograrlo el PJ será descartado en un futuro no muy lejano, a la vista de lo que marca el proceder de quien tiene el poder en el oficialismo actual?
Otro capítulo que no se entiende es el de los gremios, en este punto vemos que muchos dirigentes apoyan incondicionalmente al ejecutivo-legislativo actual siendo que la Presidenta del Senado en una oportunidad se refirió a que en Argentina hay demasiadas obras sociales y que habría que tener un sistema donde haya 4 o 5 fuertes y nada más, lo que permite suponer que en un futuro no muy lejano tratarían de lograrlo y eso pondría al sistema de salud a un paso de la estatización total y los gremios quedarían debilitados definitivamente y considerando lo expresado en el segundo párrafo, bajo un régimen, los sindicatos son intervenidos, entonces ¿por qué los gremios siguen apoyando en la actualidad?
20 provincias con gobiernos provinciales o del PJ sumisas al poder central que creen que seguirán eternamente en el poder de sus territorios y ni siquiera se dan cuenta lo que está pasando en el suelo bonaerense y que en algún momento no muy lejano les sucederá lo mismo, también serán descartados si se instala un régimen.
Si todos los días vemos que para el KC solo existe el KC y marcan, continuamente, desprecio hacia lo que les es distinto entonces ¿por qué la mayoría de los políticos que no son KC siguen apoyando esto, si tarde o temprano también serán descartados por el régimen?
La vida democrática y republicana en la Argentina está en riesgo y sin embargo quienes pueden salvarla en lo inmediato siguen arrodillados ante el poder que tarde o temprano los descartará.