La pericia balística develará si Acuña tuvo intención de matar a su esposa

Las circunstancias de la muerte de Lorena Segura, alcanzada por una bala disparada desde una pistola 9 milímetros que manipulaba su esposo, el policía Hugo Acuña, empezarán a develarse a partir de las conclusiones de la pericia balística que la fiscal Silvia Agüero le encomendó a Policía Científica, bajo la coordinación del comisario Sergio Narváez, experto en ese tipo de análisis.
En principio la causa está caratulada “Averiguación Homicidio agravado por uso de arma de fuego y por el vínculo”, pero los resultados periciales serán clave para determinar una serie de incógnitas que enfrenta la fiscal: si se trató de un episodio accidental como afirma Acuña o bien existió intención de cometer el hecho por parte del funcionario que prestaba servicios en la Comisaría 14ª.
“La imputación del supuesto responsable de la muerte de la mujer se pospuso por 24 horas, por lo que la misma se podría producir mañana en horas de la mañana. Esta ampliación de los plazos de imputación se realizó a fin de reunir una serie de pruebas pertinentes que faltan para determinar circunstancias de tiempo y modo del suceso que influyen en la calificación legal que se debe dar”, comunicaron desde el Ministerio Público Fiscal al cierre de esta edición.
En medio de un fuerte hermetismo de parte de Agüero, fuentes judiciales señalaron a Diario San Rafael que “los primeros indicios que halló la fiscal en la causa diluyen la posibilidad de un episodio accidental”. De ser así la situación de Acuña empezará a complicarse y más aún si la representante del Ministerio Público entiende que medió la violencia de género en el hecho, lo que configuraría un femicidio. De ser así el policía enfrentará cargos por un homicidio triplemente calificado.
En este contexto, la posible existencia de dos disparos es una de las claves para desechar el accidente. Esto será confirmado en las conclusiones de la pericia balística que realizará Policía Científica, bajo la coordinación del jefe del área a nivel provincial, comisario Sergio Narváez. En principio la fiscal analizó la posibilidad de derivarle este examen a Gendarmería Nacional, pero la profesionalidad que han exhibido los policías abocados a los distintos procedimientos desde que ocurrió el hecho, convenció a Agüero a dejar en manos de la propia Policía una prueba que será muy importante.
El examen balístico develará, entre otras cosas, si existió uno o más disparos y cuál fue el recorrido del proyectil que ingresó por el pecho de la víctima y salió por el omóplato izquierdo. “Este último dato permitirá reconstruir en qué posición se encontraban los protagonistas cuando salió el tiro”, agregaron desde la Justicia. Será fundamental esta prueba para determinar si existió forcejeo y si el disparo fue accidental.
Otro dato que hasta ayer no trascendió y que lo iba a confirmar la necropsia era si Segura sufrió más de un impacto de bala. Como se sospecha que existieron dos disparos, el examen forense permitirá conocer si la víctima recibió el segundo proyectil.
Como se observa en la imagen que acompaña este artículo, ayer al mediodía el policía Hugo Acuña fue trasladado desde la Comisaría 46ª de Bowen, donde se encuentra alojado, hasta el hospital Schestakow de San Rafael, más precisamente a donde funciona el Cuerpo Médico Forense, donde se le practicaron pericias psiquiátricas y psicológicas. Con este examen la fiscal confirma que el acusado está en condiciones psíquicas de comprender el proceso penal que se abrió en su contra. Cerca de las 13 horas, custodiado por efectivos de Cuerpos Especiales, Acuña salió del nosocomio y nuevamente viajó hasta Alvear.

Conmoción
La muerte de Lorena Segura sorprendió a propios y extraños en Alvear. Familiares y amigos de la joven no salían de su asombro ayer y así lo demostraron en diferentes mensajes vertidos en redes sociales.
Lorena, de 30 años, estudió y se recibió de comunicadora social tras haber cursado esa carrera en la Fundación Santísima Trinidad de San Rafael. Luego regresó a su Alvear natal, donde dictaba clases de Comunicación.
Algo que llamó la atención, en el Facebook personal de Acuña, es que compartió varias publicaciones que se oponían al movimiento #NiUnaMenos, a pesar de la importancia que esa iniciativa significó para víctimas de violencia de género que, desde entonces, se animaron a denunciar torturas físicas y psicológicas por parte de sus parejas.