La Plata: Acosaba a una nena de 12 por las redes, la madre lo enfrentó en un parque y terminó preso

EN EL CACHEO, LA POLICÍA HALLÓ EVIDENCIA PARA LA CAUSA

La discusión de dos mujeres con un muchacho de 24 años, llamó la atención de los transeúntes y del personal de la Policía Local apostado en el Parque Castelli, en 24 entre 66 y 67.

De lejos, parecía ser una pelea de parejas, pero la vehemencia con que se llevaba a cabo obligó a los agentes a acercarse, sin imaginar que el trasfondo de la escena tenía tintes perversos.

La secuencia relatada ocurrió ayer a la tarde, pero la historia que une a los tres actores comenzó mucho antes y suma a una nena como protagonista principal.

GROOMING: ACOSO EN LAS REDES

Madre e hija, con algo de temor y mucho de coraje, tomaron la decisión de citar a las 15 horas al hombre que, desde hacía días, utilizaba las redes sociales para acosar a la menor de 12 años.

Al principio fueron mensajes, para intentar ganar la confianza de la víctima.

En los casos de grooming, los especialistas coinciden que ése es el primer paso. Cuando establecen un contacto “seguro”, la siguiente maniobra de los depredadores es intentar crear lazos emocionales.

Los “groomers” son, gran parte de las veces, personas mayores de edad, que pueden ser hombres y mujeres de cualquier nivel económico o social. La captación puede suceder online o en persona y, en muchas ocasiones, el groomer invierte un tiempo considerable durante el periodo de preparación mencionado para ganarse la confianza de los niños. Para ello, simulan ser alguien que no son, ofrecen comprensión y consejos, obsequian presentes, brindan algún tipo de atención, utilizan su posición o reputación profesional o los llevan a viajes, paseos y fiestas.

A medida que obtienen datos personales, los usan para seducir y provocar, mediante el discurso y el envío de imágenes de tipo pornográfico, con el fin de conseguir que el niño realice actos de naturaleza sexual.

En este caso particular, el hombre le había enviado fotos en ropa interior al celular de la menor, con quien además conversaba en repetidas oportunidades.

Sin embargo, no contó con la certera intervención de la madre, quien apenas se enteró de la truculenta trama, urdió un plan para capturarlo.

Haciéndose pasar por su hija, inició un diálogo con el sujeto y lo invitó a encontrarse en el espacio verde.

Una vez allí, lo confrontó.

MARIHUANA Y PRESERVATIVOS

Tal como se relató con anterioridad, las autoridades se acercaron a dirimir el, hasta ese momento, altercado.

La mujer, que había ido preparada, les mostró el teléfono con los mensajes intercambiados con el individuo y las fotos que éste envió en ropa interior.

Con esa información en su poder, los uniformados dieron aviso al 911 y procedieron a aprehenderlo. Luego llamaron al fiscal de turno (Cecilia Corfield, UFI Nº 15) y lo denunciaron por grooming. Aunque también podría afrontar el cargo de “infracción a la ley 23.737” por portación de estupefacientes.

Tras un rápido cacheo hallaron varios objetos que, se presume, podría haber planeado usar en ese encuentro. En el bolso guardaba frascos con restos de cannabis y preservativos, entre otras cosas.

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorLa justicia investiga la financiación de la campaña electoral de Macron
Artículo siguientePara el Gobierno de Cornejo, el promedio del paro llegó al 1%