La primera piloto argentina con discapacidad estuvo vacacionando en nuestro departamento

Una mujer de Saavedra, Capital Federal, sueña con ser la primera piloto argentina con discapacidad. Se trata de Belén Ameijenda, de 24 años, que tiene espina bífida desde su nacimiento y ya recibió la autorización médica y demás permisos para correr.
Por estos días estuvo de vacaciones en nuestro departamento y comentó sobre su historia y sus días en nuestra ciudad a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael. “Me voy enamorada de esta ciudad tan linda y más en estos momentos, que se necesita encarar un año mejor del que se fue. Hemos recorrido otros lugares de Mendoza, nos encantó la provincia en sí, yo estuve en esta provincia el año pasado, pero en Capital. Cada lugar de San Rafael nos ha parecido hermoso y nos vamos muy contentos con este paso por esta hermosa ciudad. Nos alojamos cerca de la montaña, que es lo que más me gusta”.
Sobre su pasión por el automovilismo, dijo que “siento un amor inexplicable desde que tengo uso de razón. Aunque no vengo de una familia de pilotos, ni nada por el estilo, uno se va haciendo a medida que pasan los años. He transitado por un montón de deportes y me encantaron todos, y ahora encontrarme con el amor que le tengo al automovilismo es fantástico”.
Añadió que “siempre supe que nada podía detener mi pasión y es por eso que hoy quiero convertir este proyecto inclusivo en realidad para correr en la categoría Formula 1100 Bonaerense del automovilismo deportivo. Por eso, seré la primera piloto mujer argentina con discapacidad en correr en una categoría de fórmula, en autódromos de gran importancia como el Mouras y el Juan y Oscar Gálvez, entre otros. Es un proyecto único en la Argentina y que me haga protagonista de esto me pone muy alegre, y obviamente que me da una responsabilidad enorme”.
En cuanto a su experiencia en un vehículo como el que manejará en la competencia, comentó que “ya he estado arriba de un automóvil de carrera, aunque no en el mío hasta ahora por algunas cuestiones. Sin embargo, espero a fin de mes ya saber cuál es el equipo en el que voy a estar. Igualmente ya he estado arriba de un fórmula y es ahí donde el proyecto empezó a darse, fue cuando me pude dar cuenta de que puedo entrar y salir sola del fórmula, que es algo muy importante”.
En ese sentido, sostuvo que “hay mucha gente que ama el automovilismo, tenga o no una capacidad diferente. Queremos lograr eso, que a partir de esto que voy a transitar muchas personas se animen y confíen en ellas mismas. De eso se trata para lograr lo que uno se propone”.
En cuanto a la adaptación del automóvil, la piloto explicó que “tenemos algo en vista, pero va a ser necesario y fundamental lo que tiene que ver con los pedales. Mi discapacidad lo me impide poder utilizar los pies, por ende todo eso va a tener que subir al volante, hablo de aceleración, freno y embrague. Obviamente después vamos a ver el tema de la caja, porque mis autos de calle son con caja automática. Esto implicaría también un aprendizaje”, concluyó.