La RAE aclaró que la homeopatía no puede curar

Desde 1852, la Real Academia Española consideraba a la homeopatía un «sistema curativo», pero en su nueva definición, esta pseudoterapia pasó a ser una simple «práctica» donde se administra a alguien dosis mínimas de la misma sustancia que «supuestamente» producen los síntomas en la persona sana.

La definición actual completa es: «Práctica que consiste en administrar a alguien, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían supuestamente en la persona sana síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir».

La anterior era discutible desde el punto de vista científico: «Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir». La RAE había cambiado en 2014 para retirar la aclaración excluyente «en el hombre».

El proceso para modificar esta definición se inició en 2017 en la Comisión de Vocabulario Científico y Técnico de la RAE. La nueva propuesta tardó tanto en llegar al Diccionario porque debía aprobarse en las restantes academias de la lengua española (ASALE) y posteriormente por la comisión delegada del pleno.