La salida de la cuarentena será gradual a partir del 13 de abril

El aislamiento social, preventivo y obligatorio que el Gobierno nacional dispuso para paliar la ola de contagios de coronavirus en Argentina, será analizada a fines de esta semana para determinar si la primera etapa de esa medida fue efectiva frente al avance del Covid-19.
Desde ayer nos encontramos en la segunda fase de la cuarentena obligatoria, que empezó el 20 de marzo y finalizará el 12 de abril. En medio de esa drástica decisión que el presidente Alberto Fernández tomó en función de recomendaciones científicas y sanitarias, una profunda crisis económica que –a pesar de la intervención y asistencia del Estado– será una de las más duras consecuencias del aislamiento, teniendo en cuenta la cantidad de emprendimientos que permanecerán cerrados casi un mes.
¿Qué sucederá el 13 de abril? Está claro que ese día la cuarentena no se eliminará por completo, pues no tendrían tenido sentido los 24 días de aislamiento que por ese entonces habrán transcurrido. Se analizará, durante este período, cómo evoluciona la famosa “curva de contagios” y si para el final de Semana Santa se logra aplanar. De ser así, el Gobierno –luego de escuchar al comité de expertos científicos y sanitaristas– comenzará un levantamiento gradual de la cuarentena, enfocado en reactivar distintos sectores de la economía argentina.
En función de lo anterior, probablemente –y con estrictas medidas de distanciamiento social– en la semana del 13 de abril reabran comercios que desde el 20 de marzo permanecen cerrados. Quizás también locales gastronómicos puedan recibir comensales, aunque con restricciones, sin que su funcionamiento implique aglomerar personas.
Pero como indicamos anteriormente, la salida del aislamiento será gradual, y hay algunas actividades que seguirán bajo ese concepto. Las clases presenciales no volverían durante todo abril, según se estima. Tampoco –después del 12– habría espectáculos deportivos o culturales con masiva cantidad de público. Persistiría además la restricción de atención en la administración pública.
No debemos pasar por alto que prácticamente todos los pronósticos dan cuenta que el pico de contagios recién llegará a mediados de mayo, dato que impide una salida por completo de la cuarentena, ya que no tendría efecto el esfuerzo de este aislamiento que estamos cumpliendo.
En conclusión, Fernández analizará –día por día– hasta el 12 de abril cómo evoluciona la enfermedad en el país y, en base a esos resultados, determinará cómo sigue la vida de los argentinos a partir del 13 de abril. A pesar de la asistencia que ya se anunció desde Casa Rosada, las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores informales necesitarán un alivio. Asimismo, otros rubros como el de los profesionales, hasta ahora sin beneficios en los anuncios presidenciales, también esperan una respuesta, conscientes de la compleja situación que enfrenta el mundo ante el Covid-19, pero apremiados en materia económica, como tantos otros sectores.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorEl Nación abrirá solo en su sucursal de calle 25 de Mayo
Artículo siguienteLa difícil situación que atraviesan los cosechadores durante la cuarentena