La tasa de suicidios en Mendoza es más alta en el Valle de Uco y el Sur

El suicidio es un tema de salud que requiere un abordaje comunitario y responsable. El Ministerio en el marco de la pandemia de COVID-19 cuenta con el 0800.333.4884 de Salud Mental para poder abordar esta patología y ayudar a quienes lo necesiten. En caso de emergencia pueden llamar al 911.
Mucho se trabaja para prevenir estos actos. En este sentdo se busca poder hablar del tema, comunicar a las personas con esta problemática, que en el marco de la pandemia no están solas, que pueden y deben pedir ayuda.
La persona que se suicida no desea morir. La persona que tiene ideas suicidas está transitando una situación de ambivalencia en su vida, es decir, desearía morir si su vida continúa de la misma manera, pero desearía vivir si se produjeran cambios significativos en ella.
En Mendoza, las estadísticas marcan que en 4 años se produjeron más de 3 mil intentos de suicidio. Los suicidios consumados se elevaron a 159 en el año 2015; 168 en el año 2016; 197 en el año 2017 y 185 en el 2018; siendo ese año la “tasa de mortalidad por suicidio” de 11.50 por cada 100.000 habitantes.
En este sentido, es notable la cantidad de intentos de suicidio y consumados en departamentos con menor densidad poblacional: en el año 2018 la tasa de mortalidad por suicidio en el Valle de Uco fue de 7 por cada 100.000 habitantes, mientras que en los Departamentos del sur (San Rafael, General Alvear y Malargüe) fue de 14.87 suicidios por cada 100.000 habitantes.
La Organización Mundial de la Salud estima que unas 800.000 personas se quitan la vida cada año y es la segunda causa de defunción entre los 15 y 29 años. En la Argentina la evolución de la tasa de mortalidad por suicidio es calculada por 100.000 habitantes. El pico más alto se presentó en el 2003 con 8,7