La Unión de Trabajadores Domésticos volvió a destrozar a Nicole Neumann: «Es un caso testigo de lo que vienen padeciendo cientos de miles de trabajadores en negro»

Todo comenzó después de que Nicole Neumann contara que se había contagiado coronavirus y dio a entender que la «responsable» de esto habría sido Daniela, su empleada doméstica.

A pesar de que la panelista hizo un descargo en el que aseguró que «nadie tiene la culpa por enfermarse» y aseguró que «cuidó a la mujer que trabajaba en su casa», desde la Unión de Trabajadores Domésticos la criticaron porque, según lo establecido por el presidente, la empleada no tendría que haber estado trabajando.

“El caso de Nicole Neumann es testigo de lo que vienen padeciendo cientos de miles de trabajadores en negro”, aseguró Matías Isequilla, abogado del sindicato, en diálogo con La Once/Diez.

“El trato además de haberla mandado a encerrar a su cuarto, de haberla mandado a hisopar, haberla mandado a un centro de aislamiento, como si fuera la figura de la criada”, continuó.

“En el caso concreto de Nicole esa trabajadora no tendría que haber estado trabajando por estar cama adentro. Y ellos mismos cuentan que los tres primeros meses de cuarentena ella estuvo en su casa sin trabajar y sin cobrar y que por necesidad ella misma pidió volver. Después ella agradeciendo que no la despidieron es una puesta en escena muy grave, porque sería una forma de violencia haberla despedido, si la hubiera despedido sería un despido discriminatorio por razones de salud”, destacó indignado el letrado.

Sobre el argumento de Nicole de que Daniela aún no tenía el documento argentino, explicó: “Ellos dicen que la trabajadora no pudo finalizar el trámite de su DNI porque es de Paraguay y por eso no la tenía en blanco. En ese caso concreto no se sabe bien lo que pasó, lo primero que hay que aclarar es que en Argentina las personas extranjeras sólo pueden trabajar si tienen la residencia precaria, si no la tiene no tiene CUIL, y si no tiene CUIL no puede empezar a trabajar”.

“Está prohibido por la ley de inmigraciones, nunca podría haber empezado a trabajar y la ley aplica multas importantes, los empleadores eso deberían saberlo. En cuanto a los trámites de residencia se hacen vía on-line, las colas largas no existen más y lo demás sería una excusa. Se montó una puesta en escena para justificar lo injustificable que es tener una trabajadora cama adentro y que si no está trabajando no cobre el sueldo”, cerró Isequilla.

 

Fuente: Pronto