La Unión Europea debatirá si reconoce a Guaidó como presidente

Los veintiocho países miembros de la Unión Europea (UE) discutirán este viernes en Bruselas la posibilidad de reconocer al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente del país, luego de que esta semana jurara como mandatario interino tras ser designado para ese cargo por el parlamento.

“La discusión sobre Venezuela en el Comité Político y de Seguridad será en torno a estos términos», revelaron a la agencia de noticias Europa Press fuentes diplomáticas.

«España trabaja en una posición común. Hay que ser prudentes, aunque tenemos ideas claras», explicó otra fuente próxima.

El Comité Político y de Seguridad de la UE, el organismo que reúne a los embajadores de los 28 responsables del seguimiento de la política exterior y de defensa común europea, mantendrán la discusión, en la que se espera que España plantee esta posibilidad.

El canciller español, Josep Borrell, rechazó esta semana, tras la jura de Guaidó, «decisiones en caliente» ni «hacer seguidismo de nadie» y reclamó un debate «rápido» de los ministros de Exteriores de la UE para buscar una posición común.

Por otra parte, los jefes de la diplomacia europea se reunirán «como muy tarde» los próximos 31 de enero y 1 de febrero de forma informal en Bucarest, aunque no se descarta una reunión extraordinaria anterior, que podría ser el lunes, aprovechando que varios ministros están en Bruselas ese día para una reunión de los países miembros del Consejo de Seguridad.

A diferencia de Estados Unidos, Canadá y otros países latinoamericanos, la Unión Europea (UE) ha evitado un reconocimiento explícito de Guaidó como presidente «encargado» de Venezuela, pero reiteró su «pleno» apoyo a la Asamblea Nacional como «la institución democráticamente elegida» en el país, tras haber boicoteado la toma de posesión de Nicolás Maduro para un segundo mandato presidencial.

El bloque reclamó en todo caso el inicio «inmediato» de un proceso político que lleve a nuevas elecciones «libres y creíbles» en Venezuela, tras dejar claro que no podía «ignorarse» a los miles de venezolanos que salieron «masivamente» a la calle el miércoles para pedir «democracia y la posibilidad de determinar libremente su propio futuro», en una declaración propuesta por la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

La UE reaccionó «con unidad y muy rápido» en «respaldo a las fuerzas democráticas en el país», aseguró ayer en rueda de prensa la portavoz de Mogherini, Maja Kocijancic, insistiendo en que el texto refleja la posición del bloque «en este momento» pero podría variar en función de los acontecimientos y las consultas entre capitales, que continuarían.

«Por principio, no reconocemos los Gobiernos, reconocemos los Estados», enfatizó ante las reiteradas preguntas sobre por qué el bloque ha evitado un reconocimiento expreso de Guaidó, si bien dejó en claro que las consultas continúan y que reaccionarán en función de la evolución sobre el terreno.