La Unión Industrial propone cambios para garantizar el control de la actividad

El fin de año en Mendoza no llega del todo tranquilo. Después de innumerables elecciones, tanto provinciales como nacionales, la política vuelve a estar presente en la vida de los mendocinos con la discusión por una posible modificación de la ley 7.722.
Los diferentes proyectos mineros en la provincia, que han pasado por la Legislatura para analizar su impacto en el ambiente, generaron que diversos sectores económicos brinden su opinión sobre una actividad polémica, sobre todo por la utilización del agua, que en Mendoza es escasa.
Desde los partidos políticos han impulsado este debate de “minería sí” o “minería no”, y desde las empresas no ven con malos ojos su desarrollo.
En FM Vos (94.5) dialogamos con Mauricio Badaloni, titular de la Unión Industrial de la provincia, para conocer su posición al respecto.
«Nosotros lo veníamos tratando hace más de un año con las diferentes comisiones, se busca que la ley permita impulsar la actividad con ciertas mejoras. Hay algunas modificaciones en las que ni siquiera se trata el tema de sustancias químicas, que en muchos casos están prohibidas para la minería pero habilitadas para otras industrias», indicó el dirigente.
«Hoy la ley es un impedimento, porque ningún proyecto ha podido ver la luz, hemos presentado muchos informes con la precariedad laboral que hay en Mendoza y creemos que esto se puede revertir con la minería», agregó Badaloni.
Por otro lado, el titular de la Unión Industrial de Mendoza habló de la utilización del agua, citando como ejemplo a la vecina provincia de San Juan.
«No hay ninguna duda de que las actividades agroindustriales tienen que ser las más beneficiadas. Por ejemplo, cuando en Mendoza se construye un dique, en San Juan han construido cuatro y sus áreas regadas han crecido en un 7 por ciento», indicó.

La Policía minera
Para Badaloni, uno de los aspectos a modificar es la etapa de control de estos proyectos mineros.
«Las modificaciones que deberían incorporarse tienen que ver con la Policía minera para el control, al ciudadano hay que sumarlo y vincularlo. En los últimos 12 años la actividad privada no ha podido crecer al ritmo del crecimiento demográfico de la provincia, por lo que no se puede incorporar personas al sistema laboral», puntualizó.

No solo son regalías
«Hablar de las regalías que se obtienen es una falacia, porque también hay que hablar de los ingresos brutos, de los impuestos nacionales como ganancias, IVA o trabajo, no hay que creer tampoco que con una sola actividad nos vamos a salvar porque es un error», señaló Badaloni.
Por último, el dirigente mendocino reclamó que no se le eche toda la culpa a las empresas. «Nos parece injusto que los empresarios seamos vistos como los responsables de la pobreza por no retener fuentes laborales, nosotros no solo apoyamos una industria como la minería, sino que lo hacemos con todas las industrias, ninguna actividad puede ir en contra de otra», cerró.