La vacuna del cólera, eficaz también para los brotes de la enfermedad

Una de las dos vacunas orales avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) frente al cólera es eficaz no sólo para proteger de la enfermedad en zonas donde ésta es endémica sino también para una utilización de emergencia en caso de brotes esporádicos. Así lo demuestra un estudio publicado hoy en The New England Journal of Medicine y llevado a cabo por la organización Médicos sin fronteras (MSF).

Según se explica en la revista estadounidense, el uso de vacunas para prevenir y controlar el cólera está actualmente en entredicho. Una de las dudas que faltaba aclarar era precisamente si podía funcionar para situaciones de emergencia, para proporcionar inmunización rápidamente tras la detección de un brote.

El estudio que ahora se publica no sólo responde afirmativamente a esa pregunta sino que avalaría la idea de mantener en stock la vacuna oral en países que puedan ser afectados por esta enfermedad.

Para probar su tesis, los investigadores dirigidos por Rebecca Frais, de Epicentre –el centro de investigación de MSF– llevaron a cabo un estudio dentro de una campaña de vacunación a gran escala en dos distritos costeros de Guinea, Boffa y Forecariah, donde se había declarado un brote de cólera en febrero de 2012.

En dicha campaña, se administraron 316.350 dosis de la vacuna en dos fases durante un período de 6 semanas, alcanzándose altas dosis de cobertura, del 75% en ambos distritos. 

A continuación, se comparó el porcentaje de vacunación entre personas que habían sufrido la enfermedad (40) y aquellas que se habían mantenido sanas a pesar del brote (160, grupo control). La aplicación de las dosis de la vacuna se asoció con una protección del 86,6%.

El primer firmante del estudio, el español Francisco Luquero, explicó que, desde MSF, no se considera que la vacuna oral contra el cólera sea la solución definitiva frente a la enfermedad, pero es una ayuda. «A largo plazo, hay que conseguir mejorar el abastecimiento de agua, el control de la higiene, el acceso a condiciones sanitarias… Pero, mientras esto se consigue, la vacunación puede ayudar a reducir el número de casos», señala.

Existen dos vacunas orales contra el cólera recomendadas por la OMS: Shanchol y Dukoral. Según explica Luquero, sus eficacias son muy similares, pero MSF ha apostado por la primera, porque es más económica y porque se puede dar sola (mientras que la otra debe administrarse con un vaso de agua y una solución especial).

Para Luquero, las cosas van a cambiar a partir de la publicación de este estudio y otros previos sobre la campaña de vacunación de 2012 en Guinea. Así, el epidemiólogo español apunta que cada vez se apoya más el uso de la vacuna en situaciones de emergencia en las que, no obstante, la prioridad sigue siendo administrar tratamiento a los afectados para evitar muertes.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorQué mundo
Artículo siguienteComunicados