La velocidad de Internet móvil en Mendoza es 50% más baja que la nacional

Desde su celular, un mendocino puede bajar una película HD en un promedio de 90 minutos, según las estimaciones de velocidad de descarga registradas en la provincia por OpenSignal, una consultora especializada en conectividad. A eso se le suman los inconvenientes que genera vivir en zonas alejadas de radiobases o los horarios en que la señal tiene menor rendimiento.

De acuerdo con el Speedtest Global Index, que indica mes a mes el promedio de velocidad de conexión móvil en todo el mundo, bajar una película de 7,5 Gb demora, a nivel global, un promedio de 36 minutos, mientras que en Argentina se calcula que tarda 45 minutos, ubicando al país en el puesto 75 del ranking mundial.

Esto significa que Mendoza está un 50% por debajo del promedio nacional de velocidad de bajada con internet móvil: 13,7 megabits por segundo (Mbps) contra 27,76.

La entrada al mundo

Con la pandemia, Internet se convirtió en un servicio elemental para acceder a derechos como la educación y la salud. En ese contexto, sin embargo, uno de cada tres mendocinos no cuenta con conexión a la web y la mayoría lo hace desde sus celulares: mientras que sólo hay 100.240 accesos fijos en la provincia, 1.234.015 son móviles, en una provincia con casi 2 millones de habitantes.

Las cifras se detallan en el último relevamiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sobre el acceso a Internet, donde también se muestra que esa tendencia se está profundizando: Mendoza tuvo la segunda mayor reducción de cantidad de accesos fijos en el país (-9,6%) durante el primer trimestre del 2020, sólo por detrás de Catamarca (-17%).

Es con esas condiciones que la mayoría de la población tuvo que reacomodar sus rutinas durante la cuarentena, ya sea dando o recibiendo clases, haciendo home office o conectándose con sus familiares y conocidos.

Desde la delegación local del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) añadieron que Mendoza se encuentra en el puesto 23 de penetración fija de internet en el país y reconocieron que la pandemia dejó a la vista la brecha digital que existe en la provincia.

«Puso sobre la mesa la realidad de la exclusión, se ve en los chicos con dificultades para acceder a clases. Ese problema tiene tres componentes: el acceso a la tecnología, la infraestructura de comunicación y la habilidad o conocimiento para hacer uso de todo eso», detalló Guillermo Elizalde, responsable de la delegación.

Problemas de crecimiento

Con la tecnología 5G, esa misma película HD se podría descargar en apenas 7 segundos. Es por esto que distintos países están preparando la llegada de la nueva generación de telefonía móvil, que se inició en los 80 con las llamadas de voz (1G), continuó con los SMS en los 90 (2G), siguió con el acceso a Internet (3G) y luego aumentó su capacidad (4G).

Pero antes de soñar con las posibilidades que abre disponer de esa velocidad, la provincia primero debe solucionar problemas de conectividad que, además de causar «dolores de cabeza» en la actualidad, también pueden demorar la llegada de ese futuro, debido a que el 5G utiliza la infraestructura previa existente en cada territorio.

Los datos abiertos de Enacom muestran que Mendoza cuenta con 45 radiobases 4G cada 100 mil habitantes: el quinto puesto más bajo del país, sólo por encima de Salta y Santa Cruz (43); y Chaco y Jujuy (44). En Cuyo, San Juan tiene 49 y San Luis 55.

«El número que tiene la provincia se considera que funciona medianamente bien. Pero cuando vemos que Córdoba tiene 73 radiobases cada 100 mil habitantes, se nota que hay un tema que trabajar», observó Elizalde.

Con todo esto, los desafíos no sólo se evidenciarion en la infraestructura, sino también en la práctica de todas las actividades que hoy dependen de la calidad de conectividad que tienen a Internet. «El COVID 19 nos sorprendió a todos. El proceso de modernización que creíamos que iba a darse de 5 a 7 años tuvo que ponerse en marcha con lo que había. Fue un terremoto digital», mencionó el funcionario.

«La solución es elaborar un plan de conectividad que involucre a la Nación, la provincia y los municipios; además de las empresas y los usuarios. Todos los actores están entendiendo que cuando se trata de este tema no hay nada que discutir», añadió.

 

Fuente: Diariamente Ne