La “Yaqui” fue trasladada a Tribunales y se abstuvo de declarar

Poco después del mediodía de ayer, Sandra Jaquelina «Yaqui» Vargas llegó al palacio de Justicia sin sus abogados y custodiada por la policía. También comparecieron ante el fiscal, Carlos Alessandra, su hija y un hermano que fueron capturados en San Luis y extraditados el lunes pasado.

Su asesor letrado, Hugo Enoc Ortiz, indicó que su defendida no iba a declarar hasta tanto se conocieran formalmente los detalles de la imputación, a la que él aún no tuvo acceso.

No obstante, fuentes ligadas al caso adelantaron que los delitos que se le imputan son asociación ilícita, homicidio en grado de tentativa y falso testimonio. Este último agravado por hacer partícipe a su hija, quien es menor de edad.

Otro de los cargos que figurarían en la lista de Alessandra, es el de amenazas desde que trascendió que había dado orden de matar a periodistas del diario El Sol que la investigaron. Ella misma se presentó ante la Fiscalía de Delitos Complejos de Claudia Ríos con el propósito de limpiar su nombre, con un escrito en el que sostuvo desconocer de qué trabajadores de prensa se trataba, al tiempo que negó ser la autora de las intimidaciones.

Se aguarda que en las próximas horas comparezca ante el juez federal Walter Bento, quien la imputaría formalmente por comercio de estupefacientes y lavado de activos, ya que no pudo justificar su patrimonio en base a los ingresos de una rotisería, el único negocio lícito que se le conoce.