Lagarde renunció formalmente al FMI: quiénes son los candidatos a sucederla

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, presentó hoy formalmente su renuncia a la jefatura a la institución financiera internacional, que será efectiva a partir del 12 de septiembre.

«Me reuní con el Directorio Ejecutivo y presenté mi renuncia al Fondo con efecto a partir del 12 de septiembre de 2019. Con mayor claridad ahora acerca de mi proceso de nominación para presidir el Banco Central Europeo (BCE) y el tiempo que tomará, tomé esta decisión en el mejor interés del Fondo, ya que facilitará el proceso de selección de mi sucesor», aseveró Lagarde en un comunicado.

Como consecuencia, la institución indicó que «iniciará rápidamente el proceso de selección del nuevo director gerente y lo comunicará de manera oportuna».

Lagarde, la primera mujer en dirigir el FMI en sus 75 años de historia -su segundo mandato, renovado en 2016, concluía en julio de 2021-, y fundamental para la negociación del préstamo stand by con la Argentina, había anunciado el pasado 2 de julio su «renuncia temporal» tras conocerse su nominación para encabezar el Banco Central Europeo. Mientras tanto, el Directorio Ejecutivo del Fondo afirmó «tener la mayor confianza en David Lipton, quien se mantendrá como director interino en el periodo de transición».

David Lipton, director interino del FMI

Con su salida del FMI, se abre un complejo proceso de sucesión en el seno del organismo. Fruto de una norma no escrita tras los acuerdos de Bretton Woods de 1944 en los que se fundó el FMI y su institución hermana, el Banco Mundial, las grandes potencias se repartieron la designación de la dirección de ambos organismos. Estados Unidos escoge al presidente del BM mientras que Europa selecciona al jefe del Fondo.

Los primeros candidatos mencionados como posibles sucesores de Lagarde incluyen a Mark Carney, un canadiense que también tiene ciudadanía británica e irlandesa y cuyo mandato como líder del Banco de Inglaterra termina en enero; el político francés Pierre Moscovici, comisionado de finanzas de la UE, y el exministro de finanzas británico George Osborne.