Las demencias de tipo vascular son las más comunes en San Rafael

Dentro de las enfermedades neurodegenerativas más habituales, el neurólogo Mario Alday destaca la enfermedad de Parkinson, las demencias en general y, la que más alerta, el Alzheimer.
El especialista, que se ha dedicado a observar a través de la práctica privada y en la institucional, comentó que en San Rafael la mayor parte de las demencias no son Alzheimer precisamente, sino las demencias mixtas o de tipo vascular, en las que «siempre hay solapada, o anterior al deterioro cognitivo o alteración de la memoria, patología vascular, como hipertensión arterial, por ejemplo».
Los pacientes que con frecuencia atiende este especialista son aquellos que poseen una demencia vascular. «Es como si se les rompiera el disco duro», ejemplifica, y agrega que «son incapaces de incorporar una información nueva pero recuerdan cosas de hace mucho tiempo».
En ese sentido, la figura del médico de cabecera resulta preponderante para conseguir un diagnóstico correcto o una aproximación terapéutica, puesto que «por ejemplo, en San Rafael, tenemos una zona endémica, con muchos pacientes con disfunción de tiroides que a veces pasan desapercibidos. Si yo corrijo ese tiroides que no está funcionando bien, es posible que mi paciente con demencia mejore».
Sin embargo, aclaró que «estas son enfermedades neurodegenerativas que no tienen cura en ningún sitio del mundo y los tratamientos son paliativos, se utilizan para aliviar los síntomas pero no para curar la enfermedad en un concepto estricto”.
En ese mismo contexto, añadió que «los hábitos higiénicos y estéticos hacen una vida sana, hábitos como no consumir tabaco ni alcohol o tener una dieta pobre en grasa, todo esto suma a la salud del ser humano».
Aun así, Alday advierte que son “enfermedades que muchas veces tienen una fuerte carga genética, por más que yo me cuide. Entonces, es interesante evaluar al paciente, sobre todo cuando tiene un papá, mamá o abuelos que tienen una enfermedad neurodegenerativa. Esa es entonces una alerta frente a determinados síntomas».
Por otro lado, el neurólogo advirtió que «cuando alguien que cuida a estas personas no tiene la capacidad de hacerlo bien, vienen los maltratos». Es que para el especialista, esta es una gran problemática muy relacionada a la patología. “Se ejerce mucho maltrato en los ancianos a nivel institucional y a nivel personal», puntualizó.
Finalmente informó que estas enfermedades de tipo neurodegenerativo van en aumento. «Las poblaciones viven más y son patologías propias de la edad adulta. Y el hecho de vivir más hace que haya una prevalencia de estas enfermedades. Hay algunos casos esporádicos de pacientes con Alzheimer que debutan en una edad temprana -40 o 45 años- o pacientes jóvenes que debutan con un Parkinson, pero lo habitual son edades más avanzadas».