Las enfermedades transmitidas por pequeños insectos significan grandes amenazas

La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) llama a adoptar una serie de medidas sencillas que ayudan a prevenir las enfermedades transmitidas por insectos -como el dengue, el Chagas y la leishmaniasis-, las cuales representan una alta carga de morbilidad y mortalidad para las personas, sus familias y las comunidades. De cara al Día Mundial de la Salud, que se celebra cada 7 de abril, la OPS/OMS advierte que fenómenos como el cambio climático, la migración, el aumento del tráfico aéreo y terrestre, y la expansión periurbana descontrolada también pueden incidir en la expansión de estas enfermedades.

Las afecciones transmitidas por vectores -como se denomina a los organismos sanos que transmiten enfermedades infecciosas para otras especies- son es el tema central del Día Mundial de la Salud 2014, por el impacto que éstas generan. Estas afecciones pueden prevenirse usando ropa que sirva de barrera en la exposición a la picadura, y reduciendo los criaderos cerca de las casas. Esto último incluye el tapado de recipientes en los que se almacena agua, la eliminación de charcos y recipientes inservibles en los que el agua se acumula, y el control de la basura en los patios y jardines, además del empleo de mecanismos para impedir el acceso de los vectores en las viviendas (mallas protectoras en puertas, ventanas y aleros). 

En América, casi toda la población, 35 países en total, convive con el mosquito Aedes aegypti capaz de transmitir los virus del dengue. Esta enfermedad puede presentarse con síntomas hemorrágicos graves que, de no ser correctamente tratados, pueden llevar a la muerte. Durante las últimas décadas, América Latina se convirtió en la región con más casos anuales de dengue informados en el mundo. 

Por otro lado, las vinchucas, por ejemplo, son responsables de la transmisión del mal de Chagas, que infecta a miles de personas anualmente (unos 28.000 casos nuevos por año).

Según datos oficiales, en Argentina, el pico de casos de dengue se registró durante 2009, cuando se contabilizaron 27.943 afectados y cinco muertes en 14 provincias. En 2010, se notificaron 1.280 casos; 322 en 2011; 272 en 2012. En 2013, hubo poco más de 2.900 casos.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorQueja de Balloffet por mala inclusión de jugadores en Real del Padre
Artículo siguiente¡Qué mundo!