Las mediciones de la Laguna del Diamante marcan 67 cm de nieve acumulada

Según los números del Departamento de Hidronivometeorología de Irrigación, el equivalente a aguanieve es de 158 milímetros, muy cerca de la media histórica de la cuenca, que es de 178.
Un dato a tener en cuenta es que para la misma fecha del año pasado, la medición de aguanieve era de cero. Desde 2011 no se registraba una acumulación nívea tan importante en la zona. 

Las nevadas en cordillera han asombrado a propios y ajenos. Es que se han registrado importantes precipitaciones que llegan hasta 2 metros de nieve en alta montaña, que se han replicado en las redes sociales con fotografías por doquier.
En este marco, en las nacientes del río Diamante también se registran buenos números en torno a la acumulación nívea, que se acercan a las medias históricas, como hace años no pasaba.
Los números del Departamento de Hidronivometeorología de Irrigación destacan que las mediciones realizadas en Laguna del Diamante llegan al 89% de la media histórica.
El equivalente a aguanieve son 158 milímetros, mientras que la altura media de la nieve llega a 67 centímetros, una marca más que importante.
En la zona la temperatura media llega a los 12,3 grados bajo cero, siendo una de las temperaturas más bajas en las estaciones de medición de la provincia.
Hay que destacar que los números actuales de 158 milímetros de aguanieve se acercan a los números de la media histórica de la cuenca, que llegan a 178.
Un dato a tener en cuenta es que para la misma fecha del año pasado, la medición de aguanieve era de cero.
Según las mediciones de la estación nivométrica de la Laguna del Diamante, desde 2011 no se registraba una acumulación nívea tan importante en la zona para esta fecha.

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorLos ríos del Sur traen entre un 37% y un 53% menos agua que la media histórica
Artículo siguienteGobernantes frente a la pandemia: gana la razón frente a la intuición