Las “ventas digitales” de indumentaria y electrónica ya se llevan el 40% del total de los negocios

Es indiscutible el crecimiento que vienen teniendo las plataformas digitales para las compras de diferentes artículos en nuestro país y también en San Rafael.
Pese a que 2018 fue un año recesivo para el sector, el comercio electrónico fue uno de los pocos –si no el único– segmento del consumo en salir indemne en Argentina. Creció un 47% el año pasado, facturó $ 229.760 millones y vendió 120 millones de productos, un 25% más que en 2017.
Según un informe nacional realizado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, durante el año pasado el rubro que más facturó fue turismo ($ 60.660 millones); seguido por tecnología, con equipos de audio, imagen, consolas y telefonía a la cabeza ($ 27.175 millones), mientras que artículos para el hogar, muebles y decoración ($ 20.348 millones); alimentos, bebidas y productos de limpieza ($ 19.709 millones); y electrodomésticos de línea blanca y marrón ($ 13.492 millones).
Ademas, las categorías que mostraron una mayor evolución interanual fueron artículos infantiles (82%); cosmética y perfumería (72%); materiales de construcción (68%); alimentos, bebidas y productos de limpieza (63%); y elementos deportivos (52%).
Nuestro departamento no es ajeno a esta situación y son cada vez más las personas que elijen el comercio electrónico en vez de ir a comprar a una tienda tradicional.
Además de las tradicionales compras de “e-comerce” a través de las páginas de internet tradicionales, trambien aparece un sector como el “marketplace” de Facebook donde también se realizan ventas, aunque sin los controles ni facturación.
En este marco, en una reunión entre los comerciantes locales y autoridades de organismos de control, se hizo hincapié en avanzar en un trabajo conjunto para su control. Según explicaron “en cuanto a la venta de productos como indumentaria y electrónica a través de plataformas digitales representan el 40% de las ventas totales” de esos rubros.