Laurita Fernández confesó las secuelas que tuvo tras separarse de Nicolás Cabré: «Sé que no está bien pero me pegó así»

Pese a que siempre se muestra con una sonrisa, admite que no siempre logra mantenerse alegre y positiva ante las dificultades y como ejemplo, contó detalles de su última ruptura amorosa.
Además de la visita a su familia, la rutina laboral y sus adoradas clases de danza, la cuarentena dejó a Laurita Fernández sin pareja. Hace un mes blanqueó su separación de Nicolás Cabré tras 2 años de amor y reconoció que el aislamiento había hecho aún más profundas las diferencias que venían teniendo. Y aunque en sus redes sociales siempre se mostró de buen ánimo, dispuesta a interactuar con sus seguidores y luciendo su amplia sonrisa, Laurita la pasó bastante mal.

Sobre eso habló en un vivo que hizo con la periodista Agustina Casanova en el que además, admitió que tuvo otros efectos indeseados: «Se me cerró el estómago… tuvo su parte positiva porque no abría la heladera para nada. Pero hablando en serio: se me pasaba el día y por ahí, me daba cuenta que no había comido nada, lo cual sé que no está bien».

«Bajé un poco de peso… me había pegado por no tener ganas de comer, no tenía hambre. Igual ya pasó. Mal que mal, me volví a equilibrar y ahora sigo. Entreno porque eso me ayuda a descargar, lo mantuve siempre».

Además, Laurita contó que en cuarentena, no pudo evitar remover recuerdos de esa relación: «Tenía ese masoquismo de ver videos y fotos… pero bueno. En un momento dije ‘hasta acá’ y seguí adelante».

Fuente: Pronto