Lenguaje español

Somos más de 500 millones los que hablamos la rica lengua española. Y ha cumplido ya tres siglos el organismo creado para velar por su pureza y a la vez establecer nuevos cauces que estimulen su crecimiento. Estamos hablando de la Real Academia Española, fundada por Juan Manuel Fernando Pacheco, al que Felipe V respaldó muy pronto con cédula real. «Quienes luego rigieron los destinos de España comprendieron por igual que la unidad de la lengua nacida en Castilla era la regla de oro para preservar la cohesión y prolongación de una de las culturas que se alzan en la contemporaneidad entre las de mayor gravitación planetaria».

Estoy leyendo un bien documentado editorial de «La Nación», destinado a destacar el tricentenario de la institución. Dice luego:

«Si hay una facultad operativa que se ha reservado al rey de España hasta en la mismísima constitución de 1978… ésa ha sido la de velar por la continuidad lingüística de los españoles y de quienes hablan su lengua en otras partes. Es lo que ha hecho, como tarea específica de altísimo grado profesional, la institución de la que conmemoran los primeros tres siglos de su existencia.

Las academias no crean idiomas y los idiomas no se gestan en un solo y único acto, como el nacimiento de las personas, sino que devienen de un proceso colectivo de lenta maduración. Las academias se encargan, sí, de legitimar las voces que se emplean, condicionando tal legitimación al cumplimiento de dos condiciones: una, de tiempo, y la otra, de espacio. De modo que no se canonizan palabras que puedan haber respondido al capricho efímero de un individuo o grupo de personas o que se hayan utilizado en un ámbito geográfico tan reducido que haga descabellada la pretensión de mensurar sus medidas. Con fuerza de ley para quienes acatan su autoridad, la Real Academia lucha, cada vez con más frecuencia, por poner a salvo la estructura lógica del idioma, terreno irrenunciable para ella».

Creo que los argentinos deberíamos esforzarnos por aprovechar mejor la inmensa riqueza del idioma.

 

¡Hasta mañana!

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorDesde hoy atención restringida en el Registro Civil
Artículo siguienteClase media