LG anunció que abandona en todo el mundo el negocio de smartphones

El fabricante surcoreano de electrónica LG anunció ayer que el 31 de julio próximo abandonará su negocio de celulares, tras haber perdido más de u$s4.500 millones en los últimos cinco años. La compañía dijo que quiere centrarse en la producción de componentes de vehículos eléctricos, robótica e inteligencia artificial.

Tras el anuncio, las acciones de LG cayeron 2,5%, aunque los analistas consideran que la caída no se profundizará ya que la medida era esperada desde que en enero pasado la empresa informó que había fracasado en sus intentos por vender la unidad de celulares.

En la Argentina los smartphones de la compañía se producen en Tierra del Fuego, en la planta que la empresa Mirgor le compró en octubre de 2020 a la estadounidense Brightstar, que cuenta con una dotación de 150 personas y se dedica a la fabricación de teléfonos para LG y Samsung.

El secretario de Industria de Tierra del Fuego, Juan Ignacio García, dijo a Télam que el anuncio de LG no tendrá impacto grave en la provincia ya que “los celulares de LG todavía se seguirán fabricando hasta fin de año, lo que le da tiempo a la empresa para readecuarse a las nuevas condiciones. Y no nos olvidemos que, con los aranceles del 17%, Tierra del Fuego sigue protegida del ingreso de este tipo de productos importados”.

LG llegó a ser el tercer fabricante de celulares más grande del mundo en 2013. Sin embargo en los últimos años su división de smartphones perdió mercado frente a una feroz competencia con Apple, Motorola y Huawei.

Una de las razones que hizo retroceder la influencia de LG fue -según la consultora Counterpoint- que “cuando comenzó la era de los teléfonos inteligentes, LG adoptó el sistema operativo de Microsoft en lugar de Android e hizo una entrada relativamente tardía al sistema operativo de Google”.

Además, apuntó al segmento de alta gama, donde se desarrolla la mayor competencia global por el dominio del mercado.

El cierre afectará a todas las regiones en las que LG tiene presencia, incluyendo América latina, su tercer mayor mercado en cuanto a ventas. Hasta junio de 2020, LG mantenía allí un 4,5% de cuota de mercado, aunque lejos del 42,5% que mantiene su competidor Samsung.

El negocio de los teléfonos inteligentes es la más pequeña de las cinco divisiones de LG y representa apenas el 7,4% de sus ingresos.

Actualmente, su cuota de mercado mundial de telefonía móvil es de alrededor del 2%.

Los fabricantes de teléfonos inteligentes tuvieron problemas durante la pandemia de covid-19. Las ventas bajaron un 10% en 2020, principalmente debido a los cierres que limitaron la apertura de tiendas.

En Argentina, LG Electronics informó que seguirá comercializando sus smartphones hasta el primer semestre de 2022 inclusive. Además aclaró que continuará ofreciendo servicios postventa a los clientes y actualizando el sistema operativo y software de acuerdo con las regulaciones vigentes.

 

Fuente: Ambito