Liberaron al policía de la Ciudad de Buenos Aires que mató a su hija de 6 años: La jueza consideró que fue un accidente en medio de la discusión

«Las pericias y las testimoniales convalidaron que fue un accidente y primó la pena natural: es suficiente castigo que perdiera a la hija», fueron los argumentos sobre la decisión de la Justicia de liberar al policía de la Ciudad de Buenos Aires que, durante una discusión con su pareja en Virrey del Pino, mató a su nena de 6 años.

Fue la jueza de Garantías Nº 6 de La Matanza, Carina Alejandra Andrijasevich, la que le concedió la excarcelación el 4 de junio pasado al oficial de la Policía de la Ciudad y ex Policía de la Federal Juan Ramón Herrera (34). Si bien, en un principio, el fiscal Gastón Duplaá, de la UFI Temática de Homicidios de La Matanza, acusó a Herrera de homicidio calificado, para Andrijasevich se trató de un homicidio culposo, o sea, un accidente.

Incluso, se le concedió permiso para ir al velatorio de la nena, lo llevaron los agentes y estuvo junto a su mujer. Natalia Bergamaschi, integrante de la Policía de la Ciudad, se casó en 2016 con Herrera y la víctima era la única hija de la pareja. Distintas pericias, y la declaración testimonial de Bergamaschi, le dieron la derecha a la magistrada. Además, los investigadores confirmaron que no había antecedentes de violencia en la pareja.

El fiscal Duplaá indagó nuevamente al policía bajo la nueva calificación, la de homicidio culposo, que prevé penas de 1 a 5 años de cárcel, antes de que lo liberaran. La jueza hizo primar el concepto de «pena natural» para el policía. Previsto por el Código Penal, se aplica cuando el imputado, producto de su accionar, sufrió un daño físico o moral grave que torna desproporcionada la aplicación de una determinada sanción.

La tragedia ocurrió la medianoche del 29 de mayo en la casa de Albateiro al 3600, de Virrey del Pino, donde el oficial se encontraba en el comedor junto a su hija y su esposa. Discutieron por un problema de pareja, el policía tomó su arma y la mujer se la quiso sacar, forcejearon, se disparó y la bala dio en la nena.

La pareja dio la misma versión

En la versión de los hechos coincidieron tanto el imputado como la mamá de la nena. Las pericias avalaron esos dichos. La chiquita fue trasladada al Centro de Salud Domingo Roca de Virrey del Pino, pero llegó sin vida. Juan Herrera presta servicios en la Comisaría Vecinal 6 B de la Ciudad, mientras que su pareja lo hace en la 13 de la misma jurisdicción. Desde la Oficina de Transparencia de la Policía de la Ciudad se dispuso la separación del cargo del imputado hasta que se resuelva su situación procesal ante la justicia.

Fuente: La mañana de Neuquén