SECCIONES
  • Los peores tiempos pueden ser los mejores si piensas con energía positiva.| Domenico Dolce

sábado 13, de agosto , 2022

Libertad

Padre José Ceschi

¿Cuántos libros se escribieron sobre la adolescencia y para adolescentes? Incontables. Pero desde hace un tiempo están apareciendo algunos pequeños volúmenes… escritos por adolescentes. Me parece formidable. Sobre todo los que son de la calidad de «Amigo adolescente», escrito por una chica de sólo 15 años: Andrea Schellemberg. Aquí va una de sus páginas. El tema, la libertad:
«Días atrás, al salir del colegio, fui a un parque que nunca había visitado. Antes de decidirme estaba atada a las costumbres y hábitos de una chica de mi edad, pero me liberé de estas ideas.
Fui con el dinero justo para el pasaje, con mis jeans gastados, con el suéter emparchado en los codos y en zapatillas deportivas. Sola, recorrí todo el parque en un momento y sentí que la naturaleza crecía dentro de mí.
Esto no es liberación femenina. Es liberación humana, porque he llegado a la conclusión de que el hombre tiene miedo de sí mismo y de los demás, por eso no nos liberamos. ¿Qué podría pensar la gente de esa chica vestida tan comúnmente caminando sola por un parque? A mí no me interesa su opinión. Lo importante es que hice lo que quise sin perjudicar a nadie. Somos muchos los que nos llamamos cristianos y estamos atados al «no te metas», al «qué dirán». ¿Qué cristiano se arriesgaría a evangelizar delincuentes, sin obstáculo alguno? ¡Pocos! Únicamente Cristo pudo hacerlo con plena libertad. Pero vayamos a las pequeñas cosas. A veces en la escuela tengo ganas de dar mi opinión y callo por temor a equivocarme. Hasta me quito la libertad de conocer y amar algo o a alguien. A veces tengo ganas de hacer tantas cosas, y sin embargo reprimo todos estos impulsos, por temor a lo que pueden o no pensar los que me rodean. Es preciso liberarse de sí mismo, para liberarse de la gente. Yo estoy luchando para romper esas cadenas que llevo dentro…».
Y como alguien escribió: «Las cadenas de la costumbre son siempre demasiado débiles para sentirlas, hasta que se hacen demasiado fuertes para romperlas».

¡Hasta el domingo!

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción