Lluvia y basura: mala combinación con responsabilidades compartidas

Las torrenciales lluvias que se presentan en nuestra zona durante esta peculiar temporada primavera-verano volvieron a poner en evidencia los problemas que la basura urbana genera en las acequias lugareñas.
Si bien hay que admitir que la cantidad de agua precipitada en pocas horas fue extraordinaria, no puede ni debe soslayarse que muchos de los anegamientos que se presentan en diversas calles sanrafaelinas son generados por los taponamientos que se presentan en la red de acequias, debido a la acumulación de bolsas, botellas y otros muchos residuos. Estos elementos, en combinación con las ramas y hojas que caen de los árboles, forman verdaderos diques, haciendo que el agua vaya a parar –como es lógico- a la calle, con todos los inconvenientes y perjuicios que esa situación supone.
Como cada vez que este fenómeno se presenta, la opinión (y las críticas) de los vecinos se enfoca en la responsabilidad que tiene el Estado en pos de mantener limpias y disponibles las arterias de distribución menor de nuestro sistema de riego. No obstante la lógica de ese planteo, lo que debemos tener en consideración los ciudadanos –y, sobre todo, actuar en consecuencia- es nuestra responsabilidad a la hora de lograr que esos residuos no lleguen a las acequias.
Cada botella, cada bolsa, cada pañal que se encuentra en una cuneta pasó antes por las manos de un vecino desaprensivo. Esto es inexorable. Y si bien algunos funcionarios destacan que ese tipo de conductas ha ido en disminución en los últimos años, los hechos demuestran que aún queda mucho para aprender por parte de la ciudadanía en este sentido.
Cada año, el municipio local saca toneladas de basura del sistema de acequias local, lo que no solo genera una complicación logística sino también un costo millonario (que pagamos todos los contribuyentes). Sin embargo, todo trabajo de ese tipo seguirá siendo infructuoso en la práctica si nosotros, la ciudadanía, seguimos descartando nuestros desechos en lugares que no son los dispuestos para ello.

Compartir

¿Cómo interpreta el escándalo de las vacunas VIP?

Artículo anteriorUna vez más realizaron pintadas en rocas del Cañón del Atuel
Artículo siguienteFrase