Lo balearon y fue al hospital pero no quiso hacer la denuncia

Un joven de 25 años ingresó a la guardia del hospital Schestakow durante la siesta del lunes, acusando una herida provocada por un arma de fuego, razón por la que recibió inmediata atención médica.
El sujeto, según indicaron fuentes oficiales, había sido rozado por un proyectil que le provocó una lesión superficial en la pantorrilla de la pierna izquierda. Tras ser atendido por los médicos, recibió el alta sin mayores complicaciones.
Lo llamativo del asunto es que, ante las características del caso, intervinieron los agentes policiales de guardia en el nosocomio, quienes no recibieron un solo detalle de lo ocurrido por parte del paciente.
“No contó cómo lo atacaron, dónde fue ni quién fue el agresor”, manifestaron fuentes de la fuerza consultadas por Diario San Rafael.
A pesar del hermetismo del sujeto baleado, en la Comisaría 8ª se abrió una causa caratulada “lesiones agravadas por uso de arma de fuego”.