Lo buscaban por un robo, cayó por su madre y ahora lo condenaron

Francisco Daniel Carrizo Fernández fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión efectiva en el marco de un proceso de enjuiciamiento abreviado que homologó, el martes, el juez Rodolfo Luque.
Carrizo fue condenado por admitir su responsabilidad en los delitos “robo agravado por cometerse en poblado y en banda” y “coacciones”. Tras el acuerdo entre el defensor del acusado y el fiscal Javier Giaroli, se determinó una pena de 3 años y 6 meses de prisión efectiva para Carrizo, además de ser declarado reincidente, lo que implica que no podrá contar con beneficios como salidas transitorias o libertad condicional.
Según pudo saber este diario, Carrizo fue detenido tras haber amenazado a su propia madre, hecho sucedido en abril pasado. En ese entonces, el joven era intensamente buscado por un violento asalto que protagonizó junto a dos cómplices el 18 de septiembre de 2018.
En virtud de lo anterior, Giaroli le imputó a Carrizo el delito de coacción en perjuicio de su madre y el de robo agravado por cometerse en poblado y en banda, habida cuenta que, junto a dos cómplices, golpearon en reiteradas ocasiones a un hombre para despojarlo de sus pertenencias, episodio sucedido en la esquina de Alemania y Chacabuco, en el barrio Constitución.
Acorralado por las pruebas que había en su contra, Carrizo aceptó un proceso de enjuiciamiento abreviado y recibió los 3 años y medio de condena, además de ser declarado reincidente por una condena previa.
Por el hecho del barrio Constitución, un mes después del asalto fueron detenidos “El Gordo” y “El Gringo”, los cómplices de Carrizo. Los delincuentes fueron arrestados durante allanamientos que la Unidad Investigativa ejecutó en esa zona.
Ahora, con la condena a Carrizo, se terminó de esclarecer aquel violento suceso delictivo.