Lo condenaron, salió con libertad condicional y a los tres días reincidió

Cuando todavía duraba la polémica por la liberación de Pablo Alcaraz Modón, beneficiado con una suspensión de juicio a prueba tras dos intentos de robo en el centro de San Rafael, el sujeto en cuestión volvió a ser detenido, esta vez por dañar una vidriera en un local de calle Day al 300. Sí, a menos de 72 horas de haber sido liberado, Alcaraz Modón reincidió y sumó su cuarta detención en menos de dos meses.
De acuerdo con lo que fuentes policiales señalaron a este diario, el viernes a la 1 de la mañana, un llamado al 911 dio cuenta de la presencia de dos sujetos que provocaban daños en la vidriera del local Amuppol, por lo que personal policial rápidamente se desplazó hasta el lugar y detuvo “in fraganti” a los malvivientes. Los agentes no tardaron mucho en identificar a Alcaraz, mientras que su cómplice resultó ser un menor de 17 años.

Una historia
de beneficios
Alcaraz, quien cumplió 18 años en diciembre del año pasado, fue detenido cuatro veces desde abril hasta la fecha. Fue protagonista de un artículo en este diario tras haber sido detenido a las 15 horas de haber recuperado su libertad. Siempre actuó en el centro y en ninguno de los casos pudo concretar los atracos, ya que fue detenido por la Policía, que lo puso a disposición de la Justicia.
El primer beneficio que recibió Alcaraz fue el 22 de mayo pasado, cuando en una audiencia de flagrancia se le concedió la suspensión del juicio a prueba. En ese proceso se determinó que durante 18 meses, Alcaraz debía mantener una conducta intachable, caso contrario dicha oportunidad debía revocársele.
Tras salir en libertad, Alcaraz tardó menos de un día en romper el beneficio obtenido en la Justicia. Es que se le atribuyeron dos hechos, ocurridos en calle Belgrano y Alem, bajo la carátula “hurto agravado por escalamiento y robo agravado por escalamiento en tentativa en concurso real”.
En función de los sucesos anteriormente detallados, el 10 de junio se convocó a una nueva audiencia, donde el juez Claudio Gil condenó a Alcaraz a 1 año y 8 meses de prisión pero de cumplimiento condicional, por lo que nuevamente recuperó la libertad.
Lo anterior dio lugar a un artículo periodístico publicado el miércoles por Diario San Rafael, el que generó amplia repercusión entre nuestros lectores, quienes cuestionaron el criterio judicial en el caso de Alcaraz. En ese sentido, y en virtud de que consideraron que había incumplido con la probation que recibió en primera instancia (audiencia del 22 de mayo), desde la Fiscalía de Javier Giaroli se había solicitado la revocación de la suspensión del juicio a prueba, con el objetivo de que Alcaraz cumpliera, bajo arresto efectivo, al menos el año y ocho meses de prisión por el que había sido nuevamente beneficiado el lunes 10 de junio.
Pero con su nueva detención, Alcaraz le ahorró trabajo a la Fiscalía de Giaroli, ya que ahora el representante del Ministerio Público no solo planteará la revocación de la suspensión del juicio a prueba, sino que buscará unificar procesos y llevar al precoz delincuente a un juicio convencional, lejos de los beneficios de un abreviado ni mucho menos otra libertad condicional.
Según pudo saber este diario, Giaroli será inflexible en el nuevo proceso contra Alcaraz. Es que el titular de la Fiscalía de Instrucción Nº 2 no aceptará otra consecuencia que la condena en efectivo por la sumatoria de delitos que protagonizó.