Lo que el viento nos dejó: decenas de árboles caídos, tendidos eléctricos dañados y clases suspendidas

Durante las últimas seis horas del lunes, de manera sostenida, en San Rafael el viento no dejó de soplar mediante fuertes ráfagas que causaron estragos, sobre todo en árboles, grandes ramas y tendidos eléctricos.

Como lo había pronosticado el Servicio Meteorológico Nacional, a través de diferentes alertas que emitió desde el fin de semana, el viento – que llegó acompañado de una masa de aire frío – “bajó al llano” en esta parte del país, primero en el norte provincial, donde se registraron intensas ráfagas desde el mediodía hasta la tarde y luego, a partir de las 18 horas, con mucha fuerza en nuestro departamento, ya que no fue tan intensa la actividad en Malargüe y General Alvear.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el ingeniero Raúl Besa, Las Paredes fue el distrito donde se registraron las ráfagas más fuertes, con algunas que alcanzaron los 85 km en la hora. Después se destacó la actividad en Rincón del Atuel (68 km), La Guevarina (55), La Llave (49), aeropuerto Las Paredes (70), Malargüe (50) y General Alvear (30).

La situación, sobre todo en la tarde, fue más severa todavía en El Nihuil, donde algunas ráfagas superaron los 100 km por hora. A través de un video que circuló en las redes sociales, se pudo observar cómo el viento revolucionó el embalse del distrito, generando un importante caudal hacia el otro lado del vertedero.

El director de Defensa Civil, Jorge Pizarro, señaló a este diario que “lamentablemente las previsiones no fallaron y las características del fenómeno generaron la caída de árboles y tendidos eléctricos. A diferencia de otros vientos, éste se sostuvo, es decir ininterrumpidamente se registró durante varias horas, lo que provocó mayores complicaciones”.

Las cuadrillas de Defensa Civil trabajaron durante la parte final del lunes y la madrugada del lunes, conjuntamente con empleados del área de Servicios del municipio, en zonas donde se produjo caída de árboles y en la limpieza de arterias que prácticamente habían quedado intransitables. Asimismo Desarrollo Social atendió varias solicitudes por voladura de techos en viviendas de Ciudad y distritos.

En tanto que personal de Edemsa está abocado a reestablecer el servicio eléctrico en varios puntos de la ciudad, sobre todo lo que respecta a luminaria pública, ya que varias lámparas quedaron afectadas.

Afortunadamente, a diferencia de la fuerte tormenta de fines de marzo, donde un hombre murió en Cañada Seca aplastado por un árbol, no se registraron personas heridas como consecuencia del viento. Sí hubo que lamentar una víctima fatal en Guaymallén, también a raíz del desprendimiento de un árbol que cayó sobre un vecino de ese departamento.

Más acciones del viento

 A raíz de las ráfagas que soplaron sostenidamente en nuestra ciudad, hubo varios cortes de energía eléctrica a partir de la caída de grandes ramas sobre los tendidos. Fue así que varios hogares quedaron sin suministro y también se registraron apagones en semáforos. Además cayeron varios letreros indicadores de calles, como así también carteles publicitarios.

Clases suspendidas

En virtud de lo ocurrido el lunes, el delegado de la Dirección General de Escuelas de la Zona Sur, Marcelo Cunqueiro, por recomendación de Defensa Civil, comunicó la suspensión de clases en San Rafael para este martes por la mañana. A las 11:30 habrá un nuevo informe para determinar qué sucede con los dictados de los turnos tarde y noche.