Locura total en la provincia de Buenos Aires: Un cirujano y un anestesista discutieron en plena operación y terminaron a los golpes en un vestuario

Un médico cirujano y un anestesista protagonizaron un violento e insólito episodio en el Hospital Interzonal Abraham Piñeyro de la localidad bonaerense de Junín: discutieron durante una operación y luego se pelearon en un vestuario. Además, uno de ellos tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para que le extirparan el bazo, dada la gravedad de las lesiones que sufrió.

Todo comenzó el lunes pasado cuando ambos participaban de la operación -una laparoscopía- de una joven menor de edad. Según las primeras versiones, el anestesista habría apurado al cirujano -un joven peruano que está haciendo su residencia- para que terminara más rápido e incluso lo agravió al preguntarle si “tenía parkinson”.

La discusión fue ganando en intensidad y una vez concluida la cirugía continuó en el vestuario del hospital, donde se desató una violenta pelea a golpes de puño. A raíz de una trompada, el anestesista terminó con una costilla rota que le perforó el bazo. Su estado empeoró rápidamente y tuvo que ser intervenido para que le extirparan el órgano.

Ante esta situación el propio cirujano se dirigió a un destacamento policial para denunciar al anestesista por su hostigamiento y alegar que actuó en defensa propia. También alegó que el hombre que terminó internado le había roto el celular durante la discusión. El fiscal Javier Ochoaizpuro se enteró de que el anestesista se encontraba internado en una clínica privada cuando intentó contactarlo para tomarle declaración.

El representante del Ministerio Público señaló a los medios de comunicación locales que algunos testigos que presenciaron la discusión previa ya fueron llamados a declarar. Sin embargo, no había personas presentes al momento de la brutal golpiza. Hasta el momento, la causa quedó caratulada como “lesiones graves”.

“Estamos en plena etapa de instrucción para determinar cómo se sucedieron los hechos”, dijo el fiscal.

Según reportó el medio local El Vediense el director del hospital, Sebastián Meneses, aseguró que solicitó la suspensión del profesional “considerado supuesto agresor, hasta tanto la Justicia se expida”.

“Repudiamos todo hecho de violencia tanto para con el personal del hospital como hacia las personas que habitualmente concurren al establecimiento”, dijo.

 

Fuente: Infobae